El presidente argentino, Mauricio Macri, anunció hoy cambios en su gabinete.

Durante su comparecencia habló sobre las dificultades económicas que ha vivido su país. “Frenamos el camino que nos llevaba a ser Venezuela. Creamos cientos de miles de puestos de trabajo. Tenemos futuro”, dijo.

“No se debe convivir más con la corrupción, en el cual debe haber avances y procesos”, afirmó el primer mandatario.

Por otro lado, dijo que los ciudadanos quieren una “Argentina segura y un de crecimiento, y es por eso que fuimos elegido, porque somos distintos a lo que teníamos”.

La nueva política económica argentina busca alcanzar el “equilibrio fiscal” en 2019, con mayores ajustes del gasto público, así como un nuevo impuesto a las exportaciones.

Durante el fin de semana, Macri tuvo largas reuniones con su equipo y decidió reducir los ministerios de 19 a 10, a lo que se unieron una serie de medidas para alcanzar el llamado “equilibrio fiscal”, entre las que se encuentran una redefinición de las metas fiscales del Gobierno.

Hasta el momento, el objetivo de déficit primario para 2019 era del -1,3 %, mientras que a partir de ahora pasa a ser del 0,0 %, con un ahorro de 6.000 millones de dólares, según el ministro.

Ese equilibrio estaba previsto para 2020, un año en el que, de cumplirse con las nuevas metas, habrá un superávit fiscal primario del 1 %, algo que permitiría ahorrar 5.200 millones de dólares.

Con información de EFE

Comments

Comments are closed.