La casa de paso de la Divina Providencia que pertenece a la Iglesia Católica en Colombia reparte a diario entre 6000 y 8000 almuerzos a los migrantes venezolanos que pasan por la frontera con Cúcuta como parte de la ayuda que ellos brindan a los venezolanos que cruzan el puente entre San Antonio de los Altos y Cúcuta.

La casa que está ubicada a un kilómetro del puente Internacional Simón Bolívar, brinda una comida diaria en horas del mediodía para todos los venezolanos que se van del país en búsqueda de un mejor presente o futuro. El sacerdote colombiano José David Cañas Pérez indicó que “tenemos una prioridad, primero se atienden a los niños, luego las embarazas, ancianos y discapacitados”, expresó al portal NTN24. “No existe una Iglesia sin la caridad, hay que ayudar a los pobres”, con esta frase del papa Francisco colocada en el frente de la casa, son recibidos los venezolanos. Migración Colombia reportó que diariamente 40.000 venezolanos cruzan la frontera y al menos 3.000 se quedan en tierras neogranadinas.

Además, se constató que al menos 130 venezolanos reciben cobijo a diario en la casa de paso de la Divina Providencia donde son atendidos en su totalidad. La casa cuenta con la ayuda de ACNUR -ONU y diferentes entes internacionales de Derechos Humanos.

Comments

Comments are closed.