El Tribunal Superior Electoral de Brasil rechazó el viernes la candidatura del encarcelado expresidente Luiz Inácio Lula da Silva a las elecciones de octubre, pero permitió a su Partido de los Trabajadores (PT) seguir haciendo campaña mientras resuelve quién sustituirá a su líder.

Tras más de ocho horas de debates, los jueces decidieron por seis votos contra uno que Lula, favorito en las encuestas, no puede ser candidato a la presidencia en las elecciones del 7 de octubre, por haber sido condenado por un tribunal de segunda instancia.

Lula, de 72 años, cumple desde abril en Curitiba (sur) una pena de 12 años y un mes de cárcel por corrupción y lavado de dinero.

El exalcade de Sao Paulo Fernando Haddad, candidato a vicepresidente en la fórmula de Lula, podrá hacer campaña mientras el PT define quién sustituirá al exmandatario como candidato al palacio de Planalto.

El partido tiene hasta el 12 de setiembre para tomar una decisión y Haddad es su reemplazo más probable.

Luiz Fernando Casagrande Pereira, abogado del PT, dijo a periodistas que la formación cumplirá la decisión, pero presentará todos los recursos posibles ante el STF para revertirla.

El PT había denunciado previamente la invalidación de la candidatura de Lula, prometiendo luchar “por todos los medios” contra el fallo, en los tribunales y en la calle.

Vamos a presentar todos los recursos ante los tribunales”; “vamos a defender a Lula en las calles, junto al pueblo, porque es el candidato de la esperanza”, afirmó esa fuerza política en un comunicado. AFP

Comments

Comments are closed.