La llegada de los venezolanos a Argentina no para. No es raro ver en cada negocio, universidad, escuela, bar o gimnasio a un venezolano. Incluso, se puede disfrutar de la sinfonía de aquellos músicos formados en grandes orquestas.

Los músicos venezolanos se cruzan entre los trenes del subterráneo, interpretando Bach, Mozart o Piazzolla. Ellos formaban parte del mayor proyecto musical masivo de la historia, que mediante cientos de orquestas infantiles y juveniles a través de todo el país, se formaron más de un millón de músicos, en su mayoría de sectores de bajos recursos. Ahora, mucho de éstos H integran la Latin Vox Machine, notable orquesta que componen 80 músicos clásicos venezolanos anclados en Buenos Aires y dirigidos por el director surcoreano Jooyong Ahn.

Entre estos está Adrián González (19) violinista desde los once años, quien viajó durante más de siete días por tierra hacia Buenos Aires, alimentándose con pan y queso untable, dos veces al día. Llegó con cien dólares. “Mi padre estuvo siete años desempleado y cuando empecé a generar mi dinero como músico también ayudaba con los gastos de la casa, los artículos de limpieza, la comida. Hace poco más de un año me di cuenta que debía irme de Venezuela, mis padres siempre me han apoyado para que lo hiciera. Nos despedimos antes de embarcar con un abrazo y ninguno lloró en ese momento. Después del embarque, a través de vidrio vi que todos estábamos llorando”.

Asimismo, Verónica Rodríguez Prieto (22) partió cargando una valija grande y el estuche de su violoncello a pesar de ser algo pequeña de cuerpo. En el último control una guardia la obligó a desvestirse. Escondidos en su corpiño, la agente le encontró la mitad de sus dólares. La otra mitad la había dejado al remisero para evitar que la roben si la revisaban. “Mi padre insistió para que llevara unos documentos que probaran que era hija de un militar retirado. Se los mostré a la guardia para que me devolviera mis dólares y me dejara ir”.

Se estima que durante los dos primeros meses de 2018 ingresaron al país 21.444 ciudadanos de ese país, a un promedio de de 363 por día. Según la Dirección Nacional de Migraciones, de 2016 a 2017 las radicaciones aumentaron un 142 por ciento, de 12.859 a 31.167. La mayoría posee formación profesional, refiere El Clarín.

Comments

Comments are closed.