Familiares de pacientes oncológicos aseguran que los especialistas en Venezuela los remiten a Cúcuta para adquirir los medicamentos, debido a las dificultades que se viven en el país, según La Opinión. Tal es el caso de Jonathan Bencomo, quien una vez al mes hace un viaje desde Maracaibo al parque Colón, en Cúcuta, para su madre, diagnostica de cáncer hace cinco meses.

“Era esperar si ocurría un milagro de que llegaran los medicamentos al Seguro Social, o buscar el dinero y venirse hasta Cúcuta. ¿Cuál es la diferencia? Que mi mamá tiene un cáncer no una simple gripe, y esa enfermedad avanza dentro del organismo, sino se ataca a tiempo, y para eso son estos medicamentos”, dijo el hombre.

El marabino detalló: “Los médicos conocen la realidad, pero obligatoriamente deben de dar la receta para las farmacias del gobierno, donde no hay nada, porque todos esto es importando, y el Estado venezolano mantiene deudas millonarias con los laboratorios en el extranjero”.

Desde Caracas también llegan a Colombia en la búsqueda de medicamentos. Tal es el caso de Deilys Hernández, cuya prima comenzó un tratamiento contra un cáncer de seno el año pasado. Además del viaje, se suman los costos de los medicamentos: “Son 12 ampollas de Docetaxel, que se la aplican por un año completo cada 21 días, y reunir el dinero para comprarlas siempre cuesta mucho, porque para quien gane en pesos es muy poco, pero para quien vive en Venezuela y gane en bolívares es bastante dinero”.

Además tienen que enfrentarse a los peligros del camino. “En el último peaje, antes de llegar a San Cristóbal, los guardias me querían quitar los pesos que traía para comprar las medicinas, y a pesar que le expliqué en reiteradas oportunidades que era para mi mamá que tenía cáncer, su única respuesta fue: yo no sé qué es tener madre, porque la mía se murió cuando tenía cuatro años, y no me importa”, relató uno de familiares.

Comments

Comments are closed.