Meghan McCain fue la primera persona en intervenir ayer en los parlamentos de la ceremonia de despedida de su padre en Washington. En un mensaje velado para Donald Trump, denunció “la retórica barata” que caracteriza a la política actual. “La América de John McCain es generosa, acogedora. No necesita ser grande otra vez porque siempre lo fue”, dijo la hija del senador arrancando los aplausos del público presente en la Iglesia.

Comments

Comments are closed.