El exgobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, admitió este domingo que la oposición fue “desarticulada”.

“Nos dividieron, desarticularon y hay que asumirlo, porque si no lo asumimos será imposible resolverlo. Nos dejamos desarmar las estrategias y no estuvimos a la altura de lo que esperaba la gente. ¿Pero vamos a paralizarnos? ¿Le vamos a dar esa papaya al régimen en su peor momento? ¿En verdad se pueden hacer llamar “líderes nacionales” quienes, en lugar de construir una salida para todo este desastre, se han puesto a fantasear que presidirán una transición que ni siquiera están ayudando a conjurar. ¡Y lo peor es que se gastan una fortuna en eso, en lugar de sumarse en la labor de hacerle ver a la gente que tenemos que ser gobierno porque además tenemos las soluciones reales al desastre!”, aseveró en su columna dominical.

Capriles resaltó que este escenario le recuerda a hechos en 2013, cuando “nadie más quería  hacerse cargo de enfrentar una crisis y a más de uno le aparecieron las mezquindades y debilidades. Se paralizaron. Escurrieron el bulto. Y entonces empezaron a hacer más bulla que propuestas”.

“Está visto que en nuestra política, no todo el mundo está dispuesto a hacerse cargo, a dar la cara, a quedarse para decirle a la gente la verdad. Ni en 2013 ni ahora. Sin embargo, tal como en 2013, siempre salen los vendedores de humo a ofrecerle a la gente cosas que no pueden cumplir y que siempre serán eso: humo y fantasía”, sentenció.

Me pregunto dónde aprendieron a hacer política, que creen que con sólo repetir y repetir una mentira construyen algo”, reprochó.

Comments

Comments are closed.