El expresidente George W. Bush se caracterizó por sus pecualiares gestos y reacciones que llegaron a catalogarse como “bushadas”. Ayer, en el funeral de John McCain, fue sorprendido comiendo caramelos y regalándole uno a Michelle Obama.

Comments

Comments are closed.