Este sábado, el máximo jerarca de la iglesia católica, el papa Francisco instó a políticos del mundo a que a que afronten con responsabilidad desafíos actuales como las migraciones o el cambio climático, por lo que exhortó a los mismos a no convertir los mares en “signos de separación entre los pueblos”, sino “de encuentro” entre seres humanos.

“Recemos para que las aguas no sean signo de separación entre los pueblos, sino signo de encuentro para la comunidad humana. Recemos para que se salvaguarde a quien arriesga la vida sobre las olas buscando un futuro mejor”, expresó Francisco en el mensaje para la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación, que se celebra cada 1 de septiembre.

“Pidamos al Señor, y a quienes realizan el eminente servicio de la política, que las cuestiones más delicadas de nuestra época -las vinculadas a las migraciones, a los cambios climáticos, al derecho de todos a disfrutar de los bienes primarios- sean afrontadas con responsabilidad, previsión, mirando al mañana, con generosidad y espíritu de colaboración, sobre todo entre los países que tienen mayores posibilidades”, añadió.

Asimismo, el sumo pontífice dedicó el mensaje de este año al agua, “un elemento tan sencillo y precioso, cuyo acceso para muchos es lamentablemente difícil si no imposible”. A lo que agregó que lamenta que haya muchos pobres que no tienen acceso al agua potable “esto es negarles el derecho a la vida radicado en su dignidad inalienable”.

“Debemos reconocer que no hemos sabido custodiar la creación con responsabilidad. La situación ambiental, tanto a nivel global como en muchos lugares concretos, no se puede considerar satisfactoria”, argumentó.

Finalmente, esperó que los jóvenes puedan crecer “en el conocimiento y en el respeto de la casa común y con el deseo de cuidar del bien esencial del agua en beneficio de todos”.

Se trata de una celebración que el papa Francisco instituyó en agosto de 2015 en la Iglesia Católica para que todos los primeros de septiembre tuviera lugar esta jornada que ya celebra desde hace tiempo la Iglesia Ortodoxa. EFE

Comments

Comments are closed.