Se conoce desde hace tiempo que el aceite de coco tiene propiedades curativas. Sin embargo, la epidemióloga de la Universidad de Harvard Karin Michels lo catalogó de venenoso y de ser el peor alimento que se pueda consumir.

Michels se refirió a un estudio hecho por Asociación Americana del Corazón, donde los resultados se enfocaron en la cantidad de grasas saturadas que tiene dicho aceite y cómo se relacionaba directamente con el aumento del colesterol y los riesgos de enfermedades cardiovasculares.

Se pudo conocer que donde más se concentran las grasas saturadas son la mantequilla, la grasa del cerdo, la ternera y el aceite de coco.

Algo que llamó la atención para los científicos fue que, en Estados Unidos una reciente encuesta indicó que un 72% de los estadounidenses consideraban el aceite de coco como saludable frente a un 37% de los nutricionistas, lo que no es una diferencia abismal entre ambas partes.

Se determinó que en comparación con otras grasas, el aceite de coco elevaba el nivel del colesterol, por lo que recomendaron evitar su consumo, reseñó El Confidencial.

Además, múltiples artículos en diferentes medios de comunicación apoyan la teoría de Michels, donde manifiestan que no existe ninguna evidencia científica de que el aceite de coco aporte ningún beneficio para la salud.

Comments

Comments are closed.