La Corte Interamericana de Derechos Humanos levantó las medidas provisionales a favor de Luisiana Ríos, Armando Anaya, Antonio José Monroy, Laura Castellanos, Argenis Uribe, Carlos Colmenares, Noé Pernía y Pedro Nikken, así como todos los periodistas, directivos y trabajadores del medio de comunicación RCTV.

Según la resolución con fecha del 22 de agosto, la CIDH explicó que el levantamiento de las medidas provisionales en este caso no implica que el Estado quede relevado de sus obligaciones convencionales de protección.

En ese sentido, la CIDH indicó que en los últimos años observó que “no se han informado situaciones particulares de riesgo en contra de la vida e integridad de los beneficiarios, por lo que la Corte considera que el alegado e hipotético riesgo en que se encontrarían los beneficiarios producto del incumplimiento de las medidas provisionales, la situación contextual en Venezuela y las supuestas afectaciones a la libertad de expresión, no es suficiente en sí mismo para concluir que persiste una situación de extrema gravedad y urgencia que pudiera generar daños irreparables en su contra, y que justifique que se mantenga la vigencia de medidas provisionales ordenadas por este Tribunal. Por lo tanto, la Corte estima que corresponde levantar las medidas dictadas respecto de los beneficiarios”.

De igual modo, expuso que el levantamiento de las medidas no obsta a que, si en el futuro se reúnen nuevamente las tres condiciones establecidas, el tribunal pueda volver a ordenar las medidas provisionales.

Lea aquí la resolución íntegra 

 

Comments

Comments are closed.