Pasa en Venezuela

El drama de los venezolanos que entran a Brasil

0

Diariamente decenas de venezolanos hacen colas en la ciudad de Pacaraima, Brasil, para comenzar sus trámites de permanencia en ese país.

Marta del Blanco, una abuela de 44 años, dice que “en Venezuela no hay trabajo, y el poco que hay no vale la pena. ¿Para qué vas a estar trabajando todo el día si no vas a poder comprarte un pan? Vengo con mis tres hijas y el bebé, pero es mejor esto que continuar allá”, lamentó.

Además, comentó que la casa en la que vivía, se la dejó a un amigo. “Si se queda vacía te la pueden expropiar, y a mí me tienen fichada”, dijo.

Otra migrante venezolana aseveró que “a la gente se le hace muy costoso atravesar Brasil, lo más que pueden permitirse es ir hasta Boa Vista. Aquí no es que estemos mejor que en Venezuela, pero al menos podemos comer cada día”.

La situación en la frontera era complicada, pero hace varios días, se suscitó una situación de xenofobia en contra de los venezolanos, donde ciudadanos de esa localidad, quemaron un refugio donde habitaban cientos de personas, resultando 11 heridos, y el retorno de 1.200 venezolanos por la frontera.

“Yo estaba allí cerca cuando pasó y fue horrible. No les importaba nada, les quemaron las tiendas, sus mochilas, la comida, lo perdieron todo. Muchos volvieron a Venezuela, porque en la carretera fronteriza estaban los brasileños bloqueando el paso. Daba mucho miedo”, comenta Luciene Marcán, que llegó a Brasil, poco antes de este episodio.

A los pocos días, algunos vecinos pasaron con globos blancos, pidiendo disculpas por la actitud de sus compatriotas.

Por otro lado, Gabriel Freites pide a los brasileños tener paciencia: “Tienen que entender que no nos queremos quedar aquí, sólo mientras Venezuela se arregla, o si este señor (Nicolás Maduro) se va de una vez, pero nosotros extrañamos nuestro país”.

Por su parte, agentes fronterizos, indicaron que un día luego del ataque, llegaron aproximadamente 800 personas, reseñó El Mundo de España.

Durante la primera parada, los venezolanos hacen colas para vacunarse y registrarse ante los agentes policiales, y después pedir un permiso de residencia o la condición de refugiado.

Comments

Comments are closed.