Mundo

Reaparece Al Bagdadi: pide al Dáesh continuar con la “yihad”

0

El jefe del grupo Estado Islámico (EI), Abu Bakr Al Bagdadi, pidió a sus partidarios que continúen con la “yihad”, en un mensaje difundido este miércoles en el servicio de mensajería Telegram, el primero que se le atribuye desde hace casi un año.

Su mensaje, que fue difundido con motivo de la fiesta musulmana del sacrificio o Eid que marca el fin del gran peregrinaje a La Meca, llega en un momento en el que el grupo yihadista se encuentra acorralado en Siria y fue expulsado de todos los centros urbanos de Irak, luego de haber controlado grandes territorios en ambos países.

“Aquellos que olvidan su religión, la paciencia, la yihad contra sus enemigos y su convicción en la promesa del Creador se derrumban y caen. Los que sí aguantan son poderosos y victoriosos incluso después de cierto tiempo”, afirma el que se presentó a través de un mensaje de propaganda como Abu Bakr Al Bagdadi, al inicio de la grabación de casi 55 minutos.

El último mensaje grabado atribuido a Bagdadi remonta al 28 de septiembre de 2017.

Ya en ese mensaje, el jefe del EI llamaba a sus combatientes, que acumulaban derrota tras derrota en Siria y en Irak, a “resistir” frente a sus enemigos, especialmente luego de la pérdida de la “capital” autoproclamada del EI en Irak, Mosul.

En el audio del miércoles, Bagdadi afirma que “el Estado del califato se mantendrá si Dios quiere (…), hará triunfar a la religión, luchará contra sus enemigos”, y hace un llamamiento a sus seguidores en varios países de Medio Oriente, Asia y África.

Abu Bakr Al Bagdadi, dado por muerto en varias ocasiones, estaría aún vivo y se encontraría en territorio sirio, a lo largo de la frontera con Irak, según responsables iraquíes.

Este año, a principios de julio, los servicios de inteligencia iraquíes anunciaron que tres misiles rusos teledirigidos mataron al hijo del jefe del grupo ultrarradical, Hudhayfah Al Badri, al atacar una gruta donde se encontraba en Siria.

25 millones de dólares

Estados Unidos ofreció 25 millones de dólares por la captura del jefe del EI, que había proclamado en 2014 un “califato” en territorios de Siria y en casi un tercio de Irak.

Actualmente, tras una gran operación militar de las fuerzas iraquíes, apoyadas por una coalición antiyihadistas liderada por Estados Unidos, el EI solo cuenta ya con células durmientes clandestinas en Irak.

En Siria, fuerzas árabo-kurdas apoyadas por la coalición antiyihadista, así como las fuerzas del régimen de Bashar al Asad con el apoyo de Rusia, luchan contra el EI, que ya solo está presente en algunas zonas desiertas del centro y del este del país en guerra.

En Mosul, segunda ciudad de Irak, Bagdadi hizo su única aparición pública conocida, en julio de 2014, en la mezquita Al Nuri, destruida desde entonces.

En junio de 2017, Rusia dijo que probablemente lo había matado en un bombardeo de su aviación cerca de Raqa, excapital del grupo, en Siria. Según Moscú, el bombardeo tuvo lugar a finales de mayo. Rusia señaló después que aún verificaba su muerte.

Tres meses más tarde, un alto responsable militar estadounidense afirmó que el líder del EI estaba probablemente vivo y que seguramente se escondía en el valle del Éufrates, en el este de Siria.

El EI es responsable de numerosos atentados en Siria y en Irak, así como de atrocidades, como torturas y ejecuciones, contra la población civil. También reivindicó ataques en Asia, Estados Unidos y en Europa, como los atentados de París y Saint-Denis en 2015, que dejaron 130 muertos.

Pese a los grandes reveses que sufrió en Siria y en Irak, el grupo yihadista cometió en julio mortíferos ataques coordinados en el sur de Siria, en los que murieron más de 250 personas.

Comments

Comments are closed.