Pasa en Venezuela

Ante el precio de la carne, venezolanos compran granos y vísceras

0

La crisis económica que vive Venezuela ha generado que ciertos alimentos se conviertan en un verdadero lujo para las familias venezolanas, las cuales han optado por consumir mayor cantidad de granos y vísceras de res ante los precios de la carne de primera calidad.

“En mi casa lo que estamos comiendo son paticas de pollo, bofe, granos y arroz picadito, del malo, del que jamás pensé comer”, manifestó Zoraya Cornieles.

La preparación de carne mechada con la concha del plátano, también se ha vuelto una acción popular entre las familias venezolanas en un intento por “engañar al estómago”.

“Me toca hervir la concha de los plátanos para hacerla tiritas finas y sazonarlas, al guisarla queda como si fuera carne mechada”, explicó la mujer.

En el mercado de Las Pulgas es posible encontrar gran variedad de reemplazos proteicos, según lo reseñado por Panorama.

Los carniceros alertaron que hay una notable baja en la compra de los diversos tipos de carne de res, cerdo y de pollo.

Los precios de las vísceras, si se pagan en efectivo, son muy accesibles en la actualidad. El kilogramo de bofe está en 200.000 bolívares, mientras que el kilo de pajarilla ronda los 250 mil bolívares.

El precio del hígado asciende a los 800 mil bolívares, la ubre pasa los 400 mil bolívares y la panza está en 500 mil bolívares.

En algunos mercados y carnicerías, con punto de venta y transferencias, un kilo de carne de res de buena calidad varía entre los 8 y 10 millones de bolívares, mientras que el pollo se consigue a partir de los 6 millones de bolívares.

Los frijoles y los granos son otro suplemento efectivo para amenizar los gastos de un mercado.

El kilo de caraotas blancas, rojas y negras, pueden adquirirse por el precio de 400 y 500 mil bolívares en algunos mercados populares.

La presidenta del Colegio de Nutricionistas del Zulia, Yeritza González, sostuvo que la ingesta de estos alimentos altos en grasas y bajos en proteínas, son poco nutritivos para el organismo.

“El valor proteico del bofe, la panza, los sesos, los pellejos y otros, es mínimo, mientras que tienen gran cantidad de grasa. Su valor nutritivo está por debajo de otros alimentos. Son altos en calorías y bajos en proteínas”, comentó lamentando la situación.

Comments

Comments are closed.