Cómo se radicalizó el grupo que perpetró el atentado en Cataluña en 2017

Una célula religiosa inicialmente formada por tres jóvenes, Youssef Aalla, Younes Abouyaaqoub y Mohamed Hichamy, resultó ser la responsables de captar a seguidores, en su mayoría hermanos, para fabricar entre 200 y 500 artefactos explosivos en España para posteriormente realizar varios atentados terroristas durante el 17 de agosto de 2017.

Mohamed Houli Chemlal, superviviente del atentado, fue quien ofreció los testimonios en donde aclaró que los tres jóvenes fueron los principales protagonistas del atentando y de la formación del grupo, el cual paso de ser un culto religioso a un grupo terrorista radicalizado.

Dos días antes del terrible suceso, los jóvenes habían grabado un video con granadas y chalecos en donde pronunciaban comentarios inmorales de lo que pensaban realizar.

Cada gramo de este hierro se les va a meter en las cabezas”, se oye decir a Mohamed Hichamy, quien fue el encargado de descargar los manuales de Internet para fabricar los artefactos explosivos.

Por otro lado, el padre de Youssef Aalla, miembro principal del grupo que murió en la explosión, declaró que su hijo era una persona “muy problemática durante su adolescencia”, por lo que aseveró que nunca sospechó de “nada raro” cuando el joven empezó a pasar demasiado tiempo en la mezquita, pues a su juicio, esto había hecho que mejorara su comportamiento.

Las hermanas de los terroristas Driss y Moussa Oukabir, señalaron también a Youssef como precursor del grupo radical.

“Toda la culpa es del imán, que le radicalizó primero”, lamentó una de ellas.

“Sufrió un cambio muy grande, pasando de ser un chico alegre a ser una persona fría, que dejó de saludar y de mirar a las mujeres”, añadió la otra, según lo reseñado por El País.

Un primo de los Oukabir también destacó las extrañas actitudes de Youssef, mientras que otro testigo aseguró que su hermano, Said, quien acabó muerto en Cambrils, había alertado que “había algo raro” en su hermano antes de unirse al grupo.

El padre de Younes, el autor del atentado en La Rambla, confesó a los Mossos que se alegró de que él y su hermano menor, El Hussain, de 19 años, frecuentasen a la mezquita, porque pensó que era bueno para que mejorasen su comportamiento, pero que sin embargo, no esperaba un desenlace como el que ocurrió.

El más joven de la célula, Moussa Oukabir, de 17 años, también abatido en Cambrils, fue el que externalizó un cambió más pronunciado.

“Dejó de vestir con tejanos rotos y se le veía triste y con ojeras”, declaró su cuñada.

Su hermano mayor, Driss Oukabir, de 29 años, uno de los dos terroristas vivos que está encarcelado, le señaló también ante la policía.

Lo + leído

Síganos en

Síguenos en las redes: publicamos avances y notas exclusivas en ellas.