Pasa en Venezuela

Le mintieron en un hospital de Cabimas para robarle a su bebé

0

Luego de 402 días de sufrimiento e incertidumbre, la pareja marabina Melissa Méndez de 25 años y su esposo, Teodoro Dugarte de 45, aseguran que el 14 de junio de 2017 Melisa dio a luz a sus gemelitas y no una sola como lo aseguraron los doctores.

Los médicos que la asistieron en el Hospital Adolfo D’Empaire, en Cabimas, le aseguraron que solo nació una niña, y que “lo otro”, era un tumor.

Desde ese momento inició un camino lleno de dudas. Melisa, su esposo y Nancy Morillo, ecografista quien le realizó el primer ecograma a la mujer, afirmaron, de nuevo, a mediados de esta semana, que Melissa, en su vientre, llevaba dos vidas. “La señora Melisa Méndez tenía seis semanas de embarazo, tenía un saquito con dos embriones, doy fe de eso. Además, no observé ningún mioma o cualquier otra anomalía. Habían dos bebés” asevera Morillo, señala el diario Panorama.

La pareja se muestra convencida de que las niñas fueron separadas para vender a una de ellas a una familia en Barranquilla, Colombia. Aunque el destino de la otra infante era y sigue siendo incierto existen “fuertes sospechas que se encuentren en Barranquilla”.

Con una campaña que creó la madre por las redes sociales, tras no conformarse por la “respuesta absurda” – según sus palabras- que los médicos le dieron, una mujer la contactó vía Facebook asegurándole que en Barranquilla, en la casa donde trabajaba como doméstica, “había llegado su patrona con una bebé recién nacida en brazos desde Venezuela y que nadie sabía de dónde la había sacado, porque ella no estaba embarazada”, comenta Melissa al medio antes referido.

La madre asegura, con dolor, que esta mujer –quien  no se identificó – envío fotos de la niña con diferentes vestuarios y sostiene que “es evidente” el parecido con la gemelita que le entregaron.

Para leer la nota completa, pulse aquí.

Comments

Comments are closed.