Pasa en Venezuela

Los servicios de agua y luz se han convertido en un lujo en Venezuela

0

Las constantes fallas eléctricas en Zulia, así como la ausencia de otros servicios básicos como el agua, han generado una crisis sin precedente en la entidad marabina, en donde no solo deben padecer la falta de estos servicios básicos, sino a su vez, la escasez de alimentos y medicinas.

María Perdomo, una mujer de 70 años de edad, es una de las miles de personas afectadas en la entidad, quien puede llegar a sufrir cortes de energía de entre 8 y 16 horas.

Por este lamentable motivo, muchos se preparan con anticipación para sobrellevar la falta de luz, ya sea con linternas o velas.

“Fíjese como quedamos, totalmente en tinieblas. Tenemos que tener una vela o tener una lámpara. Y como de mi hija no se puede uno separar tenemos que estar pendiente de ella”, explicó la mujer mayor.

Con detalle, esta mujer explicó a Infobae, el funcionamiento de la linterna con la que se ayuda buena parte de las noches en las que está sin luz, en donde además, las temperaturas rebasan los 40 grados centígrados durante el día y en la noche puede llegar hasta los 34 grados.

“Hay que hacer las cosas rápido antes de que llegue la oscuridad”, comentó otra vecina de la zona, que lamenta no contar con energía en las noches para contrarrestar el calor y la insufrible plaga.

Entre enero y junio de 2018, se han registrado 6.210 fallas eléctricas en Venezuela, de los cuales el 40% se registró solo en el estado Zulia, según lo reseñado por el medio.

El problema principal del estado Zulia es que no hay un parque de generación termoeléctrica que satisfaga la demanda, por lo que el gobernador de esa región, emitió un decreto hace pocos meses en el que obligó a los empresarios a autoabastecer su consumo de electricidad con penas tributarias y cierre temporal, lo cual para muchos es imposible ante los altísimos costos de una planta eléctrica.

Miguel Lara, ingeniero electricista especialista en sistemas de potencia, asegura por su parte, tener aproximadamente una década advirtiendo sobre la crisis que se venía encima para este sector.

“Acciones como no hacer obra de expansión previstas en el ’99, abandonar el mantenimiento, salir de la gente que tenía conocimiento y capacidad para hacerlo, dejar abandonados los inventarios de partes pieza y repuestos, congelar las tarifas para poder salir de las empresas privadas, obligarlas a vender y apoderarse y centralizar todo, al final que todo se ha deteriorado”, fueron parte de las problemáticas más graves para este profesional.

Filas para cargar agua en Caracas

Las fallas en el servicio de agua se han hecho cada vez más recurrentes en todo el país, incluso en la capital, donde muchos habitantes han recurrido a la compra de cisternas o la recolecta del agua de lluvia para subsistir “adecuadamente”.

“Cuando comenzó la crisis de agua el gobierno enviaba las cisternas tricolor, pero eso duró dos semanas, la gente colaboraba con comida o merienda para los choferes. Después dejaron de repartirla y las personas comenzaron a pagar su cisterna” relató un afectado.

El exvicepresidente de Operaciones de Hidrocapital, Norberto Bausson, advirtió por su parte que en Venezuela no se construyen nuevos embalses desde hace 20 años.

“Tenemos un problema muy grave porque la capacidad operativa está muy por debajo de la capacidad instalada, es decir que de lo que teníamos funcionando hace 20 años, funciona más o menos un 50 por ciento solamente”, denunció.

Comments

Comments are closed.