Pasa en Venezuela

Ciberdelincuencia en Instagram: Conoce la nueva estafa en la red social

0

Un nuevo modus operandi se está evidenciando en las redes sociales, específicamente en Instagram donde estafadores hackean  y se apoderan de cuentas en la red social con más de mil seguidores, convirtiéndose esta en una pesadilla de los “influencers” y de usuarios en general.

Los ciberdelicuentes están aprovechando el auge de compra y venta de dólares debido a la gran crisis económica que atraviesa Venezuela para realizar las estafas, y es que los delincuentes se adentran en cuentas de Instagram que contengan gran cantidad de seguidores publicando venta o compra de moneda extranjera por un valor más bajo de lo estipulado en páginas que dictan la cotización en el mercado negro.

“Los estafadores, usurpando la identidad de la víctima, ofrecen, por lo general,  sumas superiores a los mil  dólares.  Intercambian los datos de las cuentas bancarias para el pago mediante mensajes directos; todo lo hacen por esa vía, jamás, ofrecen detalles de sus contactos telefónicos”, indica el diario Panorama.

Una de las víctimas por los hackers de Instagram fue el futbolista venezolano y jugador del equipo Deportes Tolima de Colombia, Yohandry Orozco, hace un mes con el nuevo método de los delincuentes, quien aseguró que ofrecieron cinco mil dólares y otros dos mil por  Bank of America.

“Me hackearon la cuenta y publicaron una historia en la que decía que vendía cinco mil dólares, después otra imagen que vendía 2.000 por Bank of America. Por ser una figura pública, a mi me siguen no solo conocidos, amigos y familiares, también otras personas que admiran mi carrera, quienes son más vulnerables a caer en la estafa porque no me conocen personalmente, ni tienen mis contactos”,  dijo el futbolista que actualmente se encuentra disputando con la vinotinto Sub-21 los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018.

Los delincuentes suelen aportar cuentas bancarias jurídicas para la transacción, de esa forma su verdadera identidad no queda al descubierto y es más fácil de engañar a la víctima.

La mayoría  de los victimarios tiene números de cédulas ubicados en los 20 millones, es decir, que son personas jóvenes entre los 20 años y 30 años; conocedores de la tecnología y el universo de las redes sociales.  Saben a cabalidad cómo funcionan y cuáles son los mecanismos de seguridad y protección al usuario, para vulnerarlos, es lo que señala el referido medio.

Para leer la nota completa, pulse aquí.

Comments

Comments are closed.