Pasa en Venezuela

El drama del transporte en Venezuela por la escasez y el alto precio de los lubricantes

0

Tanto mecánicos como fabricantes, alegan que cada 5 mil kilómetros se debe un cambio de aceite a los vehículos. Sin embargo, los conductores aseguran que eso ya no se puede debido al elevado precio del rubro, por lo que tienen que “alargar el recorrido” hasta que el aceite esté quemado.

En este sentido, los profesionales del volante prefieren paralizar su único método de ingreso ante los altos costos y la escasez de repuestos, pues los precios de la mayor parte de los mismos pueden superar fácilmente lo que ellos pueden percibir mensualmente haciendo su trabajo.

Es por eso que Elías Peralta, un conductor con una larga trayectoria de 20 años de servicio, tuvo que paralizar su camioneta, ya que aseguró que un litro de lubricante puede costar entre los 15 y 20 millones de bolívares. Además, explicó que cada vehículo de transporte público requiere entre 7 y 17 litros, es decir, se tienen que tener a la mano unos 250 millones de bolívares para cambiar el aceite, contando la mano de obra, y los filtros de gasolina, aceite y aire.

Por otro lado, hay locales donde venden las pailas de aceite de 19 litros en más de 260 millones, dependiendo de acuerdo al tipo, marca y viscosidad del producto, reseñó Contra Punto.

Ser transportista ya no es una opción para muchos. En la Asociación Civil de Conductores Casalta-Chacaíto y el Cafetal, habían alrededor de 300 trabajadores y “ya vamos quedando 30 que nos mantenemos activos porque a muchos les sale mejor dedicarse al transporte privado“, aclaró Peralta.

“Mi carro está parado y no pienso invertir para sacarlo porque estoy quebrado”, acotó el conductor.

“Te quedas corto”

“Todo un día para arriba y para abajo podemos movilizar a unos 600 pasajeros, multiplicado por 10 bolívares son 6 millones de bolívares diariamente, que al mes representan unos 90 millones de bolívares. Con esos casi 100 millones recaudados vas a comprar los aceites y el filtro y te quedas corto”, agregó Peralta.

Asimismo, Peralta señaló que la semana pasada el Gobierno realizó un operativo donde los vendían a 350 mil bolívares cada litro, pero dichos eventos son realizados ocasionalmente y “va mucha gente desesperada por comprar a precios regalados”.

“No tenemos dónde comprar porque no se consiguen los lubricantes a los precios del Gobierno”.

Antes esta crítica situación, algunos choferes optan por usar aceite quemado, cosa que no es recomendable hacer ya que se puede fundir el motor.

Los filtros también están por las nubes

Conductores del transporte público y particulares aseveraron que las autoridades del Estado podrían facilitar el acceso a los lubricantes, pero de igual manera se necesitan otros insumos, como lo son los filtros del aire, de la gasolina y el aceite.

Para un profesional del volante particular, le es casi imposible mantener su vehículo. Es por eso que Tania Velásquez es muy cuidadosa con su auto y cada 5 mil kilómetros le hacia el servicio sin falta, pero por el tema de los precios lo ha tenido que prolongar por un periodo más largo.

“Ahora le hago el cambio de aceite cada 10 mil o 12 mil kilómetros ‘en el nombre de Dios’, esperando que no se eche a perder el motor. Hasta ahora me ha resultado”, contó Velásquez.

No obstante, Velásquez asegura que no sólo es el tema de los elevados precios del aceite, sino también el de los filtros.

“Allí dejas toda una fortuna. Hay que ganar en dólares para poder mantener un carro. Si ganas en bolívares no tienes manera de rodarlo”, aseveró, al tiempo que explicó que tuvo que pagar 75 dólares para comprar una caja que contenía 12 litros de aceite semisintético, para tener seguro al menos tres cambios que haría en casi dos años.

Comments

Comments are closed.