Mundo

Lo que revelaron los niños rescatados en Tailandia: sobrevivieron con agua de lluvia

0

Uno de los niños rescatados de la cueva en Tailandia dijo este miércoles que fue un “milagro” haber sido encontrados después de pasar más de dos semanas atrapados en una cueva en Tailandia.

“Es un milagro”, dijo en inglés Adul Sam-On, de 14 años, ante los periodistas, sobre el momento en que dos buzos británicos los encontraron a varios kilómetros en el interior de la gruta.

Los doce niños, así como su entrenador, salieron este miércoles del hospital antes de comparecer ante los medios.

Todos subieron a minibuses estacionados delante del hospital de Chiang Rai, donde estuvieron ingresados una semana.

El personal médico les dio el alta un día antes de lo previsto, y las autoridades esperan que el hecho de que atiendan a los medios antes de regresar a sus casas satisfará el enorme interés que suscita su historia.

“El motivo por el que se celebrará una rueda de prensa esta noche es que los medios puedan hacerles preguntas y que, después de eso, puedan regresar a sus vidas normales sin que los medios de comunicación los molesten”, dijo el portavoz del gobierno, Sunsern Kaewkumnerd, a la AFP.

Los expertos advierten, sin embargo, que los jugadores del equipo de los “Jabalíes Salvajes” y su entrenador podrían sufrir trastornos de larga duración a raíz de su experiencia en la cueva de Tham Luang, en el norte de Tailandia.

No fue por lo tanto una rueda de prensa usual. El Departamento de relaciones públicas de la provincia de Chiang Rai pidió ver las preguntas con antelación y éstas se enviaron a psiquiatras para que las revisen.

“Es probable que regresen a casa justo después de la rueda de prensa”, añadió.

Los médicos avisaron a las familias de los chicos, de entre 11 y 16 años, que deberán evitar que tengan contacto con periodistas durante al menos un mes después de abandonar el hospital.

Sin embargo la recomendación de los médicos de mantener a los niños alejados de la prensa durante un mes parece difícil de cumplir teniendo en cuenta el interés que ha suscitado la historia de los niños, incluso en Hollywood.

El jefe de la junta militar en el poder en Tailandia desde el golpe de Estado de 2014, el general Prayut Chan-O-Cha, advirtió a los periodistas que no hagan “preguntas sin importancia”.

A pesar de que tanto ellos como su entrenador están en buenas condiciones físicas y mentales, los responsables sanitarios afirman que se les someterá a un seguimiento psicológico adicional para detectar posibles traumas persistentes.

La arriesgada operación de rescate de los “Jabalíes Salvajes” cautivó al mundo entero después de que quedaran atrapados en la cueva el 23 de junio, a raíz de una crecida de las aguas.

Después de pasar nueve días sin comida ni agua, buzos británicos los encontraron demacrados, varios kilómetros al interior de la gruta.

Los socorristas estudiaron la mejor forma de sacarlos de allí y optaron por una operación arriesgada que implicaba conducir a los niños a través de pasos inundados en camillas, mientras estaban levemente sedados para evitar que entraran en pánico.

Al cabo de la operación de tres días, el rescate terminó con éxito el 10 de julio.

“Bebimos el agua que caía de las rocas”, explicó Pornchai Khamluan, de 15 años, explicando que no tenían nada para comer. “Intentamos cavar, pensando que no podíamos esperar a las autoridades”, pero no sirvió de nada, dijo por su parte Ekkapol Chantawong, el entrenador de 25 años, el único adulto del grupo.

FINAL DEL MUNDIAL EN EL HOSPITAL

Durante la rueda de prensa, en la que incluso dieron algunos toques a una pelota, los niños, que llevaban la camiseta de su equipo con la imagen de un jabalí, explicaron que vieron la final del Mundial de fútbol del domingo en el hospital.

El portavoz del gobierno tailandés, Sunsern Kaewkumnerd, espera ahora que la rueda de prensa sirva para que puedan “volver a la vida normal sin que los medios los molesten”.

Los niños salieron del hospital un día antes de lo previsto, donde habían permanecido más de una semana. Los primeros días algunos llevaban gafas de sol para habituarse a la luz tras haber estado encerrados bajo tierra.

Hasta ahora habían estado protegidos del enorme interés mediático que suscitó su aventura, con más de mil periodistas llegados del mundo entero y tuits de Donald Trump o estrellas del fútbol, entre otros.

Desde su espectacular rescate, cuando los buzos los sacaron en camillas de la cueva, las autoridades sanitarias habían publicado muy pocas imágenes.

Antes de la rueda de prensa, los niños fueron atendidos por psiquiatras para asegurarse que las preguntas, preparadas de antemano, no les provocaran ningún trauma.

Los niños dijeron que todos sabían nadar. Aunque no explicaron porque entraron en la cueva, dijeron que no fue para celebrar el cumpleaños de uno de ellos, Pheeraphat, apodado “Night”, que cumplía 16 años el 23 de junio.

EN DIRECTO EN TELEVISIÓN

La rueda de prensa, llamada oficialmente “Enviando a los Jabalíes Salvajes a casa”, fue difundida en directo en televisión. Al terminar los niños iban a volver a sus casas.

Sin embargo, la recomendación de los médicos de mantener a los niños alejados de la prensa durante un mes parece difícil de cumplir teniendo en cuenta el interés que ha suscitado la historia de los niños, incluso en el mundo del cine.

El rescate también estuvo envuelto en la polémica por los insultos de Elon Musk a uno de los espeleólogos que participó en el rescate, al que llamó “pederasta” aunque luego se disculpó.

El espeleólogo, Vernon Unsworth, había calificado a su vez de “propaganda” el ofrecimiento del multimillonario, propietario de Tesla Musk y Tesla y SpaceX, de que un minisubmarino de su compañía participara en el rescate. Un ofrecimiento que las autoridades descartaron.

“Es el día más bonito de mi vida”, dijo el miércoles a la AFP Khameuy Promthep, la abuela de Duangphet, más conocido como “Dom”, de 13 años, y capitán de los Jabalíes.

La difícil operación de evacuación, a través de estrechos canales llenos de agua y fango, duró tres días y terminó el 10 de julio.

Los niños también dieron el pésame el miércoles a la familia de un buzo tailandés que murió durante la operación de rescate.

Al final de la rueda de prensa, los niños se arrodillaron ante un retrato del rey de Tailandia, Rama X. AFP

Comments

Comments are closed.