Mundo

Niño rescatado de la cueva de Tailandia explicó como sobrevivieron

0

Luego de que fueran rescatados los 12 niños y su entrenador el pasado 10 de julio, uno de ellos, quien cumplió 13 años de edad mientras era auxiliado, explicó cómo cavaron en el barro con sus manos para poder encontrar una repisa segura para escapar del agua.

El pequeño indicó que el lugar que encontraron era tan pequeño que no todos podían sentarse al mismo tiempo, lo cual tuvieron que irse turnando, para poder ponerse de pie.

Por otro lado, el niño relató que sus compañeros y su entrenador tuvieron que lamer el agua de la lluvia del techo de la cueva para sobrevivir.

El adolescente además, garabateó una carta a sus padres diciéndoles que no se preocuparan por él.

Lo que vivió el pequeño, fue revelado por su padre, Banpote Kornkham, quien expresó su alegría de que su hijo saliera con vida.

“Habían dado media vuelta pero cuando llegaron al cruce se encontraron atrapados por el agua que subía. Y había una especie de duna de arena bloqueando el túnel. Así que tuvieron que usar sus manos para excavar el barro y la arena para poder ir más adentro de la cueva y llegar a un terreno más elevado”. Ahí fue donde dejaron sus zapatos y sus bolsos. Fue muy peligroso porque el agua se estaba levantando a su alrededor. Pero el entrenador les dijo que cavaran en el túnel para sobrevivir”, explicó el padre.

A su vez, el adolescente indicó que el equipo había estado antes en la cueva muchas veces, por lo que sabían que había un terreno más alto donde podían asomarse lejos de la inundación.

El grupo finalmente llegó a una cornisa alta conocida como “pechos de mujer”, donde fueron descubiertos más de una semana después por los buceadores británicos.

“Dom nos dijo cómo encontraron una zona alta. Dijo que era como una pequeña colina hecha de arcilla”, expresó el padre.

“A veces no había espacio suficiente para que todos los niños se sentaran. Así que tuvieron que turnarse para sentarse mientras los demás se ponían de pie”, explicó el niño.

Por otro lado, el pequeño dijo que “el entrenador fue muy bueno. Mantuvo a todos los niños tranquilos y les tranquilizó. No había nada para comer, pero podían beber agua que goteaba del techo de la cueva. Algunos de los muchachos se asustaron mucho pero trataron de apoyarse mutuamente. El más joven de los ‘Titán’, sufrió más. Lloró mucho y sufrió terriblemente por el frío”.

Explicó que el entrenador, Ekkapol Chantawong abrazó al joven para mantenerlo caliente y le enseñó a él y a sus compañeros a meditar para mantener la calma y la fuerza, reseñó Daily Mail.

Comments

Comments are closed.