Su divorcio de Chiqui y la crisis en el país: las revelaciones de Daniel Sarcos

El animador venezolano Daniel Sarcos habló este domingo sobre varios momentos que marcaron su vida como lo fue su divorcio con Chiquinquirá Delgado, sus inicios en la animación y la situación por la que atraviesa su país natal.

En ese sentido, se definió como un “especialista en divorcios” ya que apuntó que su separación con la también presentadora de televisión fue el tercero en la lista.

“El primer divorcio fue difícil, el segundo fue el más doloroso, pero el tercero fue el más fácil que tuve, bastante civilizado y tranquilo. Yo le decía a un amigo que fue como aburrido porque no hubo tragos con un pana o cantando en un bar o tirado en una calle, a mí no me pasó eso y creo que tiene que ver con la madurez”, aseguró.

Sarcos reveló que se distanció de Delgado “por lo que se separan muchas parejas: las cosas nacen, crecen, se reproducen y mueren, así creo que pasó con nuestra relación en cada uno de los factores, no le atribuiría algo en específico”.

Al ser consultado sobre si estaría dispuesto a un cuarto matrimonio, el venezolano contestó: “Posiblemente sí, a mí me gusta el matrimonio, mi mamá llora en todas mis bodas y dice que esta vez es para siempre. Yo creo en eso, lo que pasa es que cada vez es más difícil con el ritmo de vida que uno lleva”.

También indicó que cuando su exesposa le dijo que estaba embarazada tomó la decisión de irse de Venezuela. “La vida me dio la razón, porque mi hija Carlota no conoce el temor de que su padre no fuese a llegar a la casa. Cuando ella nació, y comenzó la edad de ir al parque, miraba al lado y no tenía preocupación de que algo le fuese a pasar, ahí me di cuenta que había tomado la decisión correcta”.

Aunque agregó que se ha sentido un padre ausente sobretodo con su primera hija María Victoria: “Lamentablemente estaba viviendo otro momento de mi vida, donde sentía que lo más importante era mi carrera y ella tuvo que sentir mucho mi ausencia y mi inmadurez como ser humano, le he quitado mucho tiempo a mi familia, a relaciones y hasta que pude entender que hay una especie de equilibrio y por eso para mi hay cosas que son sagradas”.

Su etapa en Venevisión

Durante una entrevista ofrecida a la periodista Shirley Varnagy en Venevisión Plus, contó que le ha tocado duro poder demostrarle a la gente la capacidad que tiene para entretener.

“Yo arranqué como cantante en Maracaibo, luego me convertí en locutor de radio, y pasé a animar eventos públicos, que no me gustaba, y eran mis amigos los que me convencían que saliera a la tarima a animar y después de tanto que insistieron terminé como animador en la televisión regional y después a Venevisión donde pasé más de 14 años de mi vida”, manifestó.

En ese orden de ideas, expresó que fue un gran honor animar Sábado Sensacional, el programa que Gilberto Correa llevó por tanto tiempo.

“Yo estaba tan nervioso que me llamaran para hacer Sábado Sensacional después de que Amador Bendayán lo fundó y Gilberto Correa lo llevó por muchos años, porque pensaba que esto puede ser mi gran oportunidad o puede ser el principio del fin de mi carrera si las cosas no me salían bien. Tanto así que soñé con Amador Bendayán en que estábamos en la plaza de toros de San Cristóbal, lugar donde yo debuté, y él me veía nervioso y me dijo: ‘tranquilo mijo que mientras yo lo siga aplaudiendo el público lo va a seguir aplaudiendo’ y eso fue como una revelación”, dijo.

Asimismo, consideró que su primera fase en Venevisión fue un “poco aburrida”, ya que detalló que “me empecé a comportar como pensaba que debía actuar un animador, pero en medio de esa carrera me encontré gente con mucha experiencia y fuimos construyendo esa manera de animar que hoy conservamos”.

Su salida de Telemundo

Sarcos afirmó que su salida del canal Telemundo se debió a un nuevo proyecto en República Dominicana.

“Salí del proyecto de Telemundo porque se me presentó una gran oportunidad en República Dominicana. Ahora estoy abocado en la producción de un show de lotería para una empresa que trabaja con la lotería nacional dominicana. Eso implica que tengo que dormir los domingos allí, quedarme los lunes y grabar comerciales. Esto es muy absorbente y lamentablemente no puedo cumplir los horarios que son tan fuertes de un programa diario como lo es Un Nuevo Día. Entonces llegamos a un acuerdo, hicimos un periodo de despedida (…), pero le tengo mucho cariño y respeto a la gente de Telemundo que siempre me trató con gran diferencia”, aseveró.

Resaltó que no le gustaría que la gente lo viera como “un retrato en su casa”, por eso es que siempre está haciendo algo nuevo, “que me divierta y cause emociones en mí”.

“Yo no soy de esas personas que después que pasan toda su vida para ser reconocidos y tener éxito en su carrera empiezan a arrepentirse de que la gente los reconozca”, sostuvo.

Sobre el país

Sarcos aseguró todo lo que he podido seguir desarrollando en su carrera a partir del 2009 se lo debe a la proyección que logró conjuntamente con la familia de Venevisión; por lo que aseguró que “me da mucha nostalgia las cosas que hacíamos en Venezuela y que ahora no se pueden hacer”.

“Venezuela es mi familia, es mi gente y me duele muchísimo, es como si una parte de mi felicidad estuviera secuestrada en ese espacio tan importante para nosotros como es nuestra patria”, manifestó.

Asimismo, señaló que en “mi carrera nunca tuve miedo de ese sistema que se ha implementado en Venezuela, y digo lamentablemente porque se que hubo un precio y un costo que yo pagué, pero favorablemente para mí, porque estoy tranquilo con mi conciencia. Cuando haces algo público como lo que nosotros hacemos, primero es muy delgada la línea que tienes que ir caminando para ser una persona neutral, pero llega un momento que la neutralidad también sabe a complicidad y yo no me lo puedo permitir y siempre me he metido en problemas por eso y mucho mas cuando se trata de mi país, mi familia y del futuro de los míos”.

Destacó que tiene dos años que no visita Venezuela, sin embargo, acotó que la última vez que pisó la tierra que lo vio nacer “me encontré con una situación muy preocupante, porque como en todo estos procesos, se creó una situación para que la gente se acostumbré a las cosas y eso me preocupó, no solamente el tema económico”.

“Salir en Maracaibo un viernes en la noche y ver aquello completamente oscuro, es un país completamente distinto al que yo conocí y el cual yo me crié (…) extraño de mi país mis afectos y me duele reconocer que ya lo extrañaba antes de mudarme de el”, contó al tiempo que reiteró que a Venezuela por supuesto que piensa regresar.

Lo + leído

Síganos en

Síguenos en las redes: publicamos avances y notas exclusivas en ellas.