Pasa en Venezuela

Venezolanos remiendas sus zapatos ante el impagable costo de unos nuevos

0

El elevado precio en los zapatos, producto de la hiperinflación, se ve reflejado en el calzar de los venezolanos que caminan por las calles de Caracas, pues muchos se han visto obligados a remendarlos con sus propias manos ante los costos de un par nuevo o una reparación.

Para las mujeres, adquirir unas sandalias o unas zapatillas, puede costar entre 10 y 40 millones de bolívares, mientras que el calzado masculino, puede encontrarse por montos no inferiores a los 25 millones de bolívares.

Con un salario mensual de 3 millones de bolívares, sin contar el bono de alimentación, los ciudadanos se ven privados de darse el gusto de un par nuevo de zapatos, pues en promedio requerirían un año de sueldo para comprar un calzado de mediana calidad.

Incluso los más pequeños de la casa se han visto afectados por esta situación, pues el calzado escolar se ha vuelto un gasto impagable para los padres. Un par relativamente “económico” puede rondar entre los 18 y 60 millones de bolívares.

Jean Carlos Martínez, antiguamente vigilante, aseguró que desde hace cinco años no compra calzados nuevos, por lo cual anda con unos deportivos a los que apenas se les nota que eran blancos y están llenos de pelones y costuras, según lo reseñado por El Pitazo.

“Yo mismo los remiendo cuando se dañan porque para comprarme unos con un sueldo mensual de 1.500.000 bolívares tendría que pasar 10 meses reuniendo mi salario y seguro que cuando tenga los 15 millones para pagar los más baratos que he visto, los aumentan”, relató Martínez.

Comments

Comments are closed.