Lifestyle

Las exigencias de la nueva vida de Meghan Markle

0

Yui Mok/Pool Photo via AP

Tras convertirse en parte de la familia real, Meghan Markle, ahora conocida como la Duquesa de Sussex, debió asumir diferentes cambios en su estilo de vida, pues al parecer, las exigencias impuestas por la corona, han abarcado gran parte de su vida tras convertirse en la esposa del príncipe Harry.

Debido al estricto protocolo de la familia, Markle se vio en la necesidad de recibir clases particulares para aprender las normas y actitudes correctas ante cualquier escenario, sin embargo, ya ha quedado expuesta en público cometiendo pequeños errores.

Algunos detalles que la actriz debió aprender, iniciaron por su cambio de nombre, ya que después de la boda en la capilla de St. George en el Castillo de Windsor, Meghan pasó inmediatamente a recibir el título de Duquesa de Sussex, olvidándose de responder al nombre impuesto por sus padres.

Otro cambio significativo consistió en renunciar a su profesión, pues a pesar de su carrera en ascenso, la recién casada tuvo que resignarse a dejar su pasión por la actuación, según lo reseñado por Infobae.

La demostración de afecto en público, es otro acto prohibido por la realeza, no obstante, hace algunos días se viralizó un video donde se ve al príncipe Harry rechazando un gesto cariñoso de su esposa, quien pretendía tomar su mano mientras caminaban junto a la Reina Isabel.

Su forma de vestir, caminar, maquillarse e incluso su forma de sertar tuvo que sufrir un cambio tras pertenercer a la monarquia, pues tras el inicio de su nueva vida, la joven se vio privada de lucir escotes, faldas por debajo de las rodillas, o colores extravagantes.

Tampoco puede pintarse las uñas ni los labios con colores oscuros ya que son considerados como una elección vulgar.

Una de las reglas más llamativas impuestas por la casa real británica, pero al parecer decretada por el príncipe Andrew, Duque de York, para evitar la competencia excesiva entre los miembros de la familia, es la prohibición del tradicional Monopoly.

Su tipo de alimentación también tiene sus restricciones, pues no puede comer ajo por lo menos en el Palacio de Buckingham. De acuerdo con los rumores, la reina lo odia, así que preparan todo sin este ingrediente.

Antes de convertirse en Duquesa, Meghan contaba con su propio blog personal con una actividad frecuente sobre temas de lifestyle. Ahora cada uno de sus pasos queda registrado por la cuenta oficial de Kensington Palace.

Entre otras sugerencias a la hora de tomarse retratos sostiene que ya no puede posar de frente en las fotos, por normativa se puede interpretar como un gesto ‘interesado’.

Comments

Comments are closed.