Sin Categoría

La hora de Stuani, ¿el sustituto de Cavani ante Francia?

0

Después de una temporada explosiva y en medio de rumores sobre su salto al Atlético de Madrid, el delantero uruguayo Cristhian Stuani podría coronar el año gracias a una oportunidad única con su selección en el Mundial de Rusia 2018.

Todo apunta a que el jugador del Girona será el designado por el técnico Óscar Tabárez para disputar los cuartos de final ante Francia como sustituto de Edinson Cavani, todavía en recuperación de la lesión que sufrió en octavos frente a Portugal el sábado.

Es un vacío difícil de llenar: el delantero del Paris Saint-Germain, segundo máximo goleador histórico de Uruguay, viene de ser elegido hombre del partido y de marcar los dos goles a Portugal que valieron el pase a cuartos. Por entrega y confianza, Cavani es irreemplazable.

“Todo el mundo sabe lo que significa Edi para el equipo. Es esencial por la clase de jugador que es, por lo que ha demostrado todos los partidos que ha jugado en la selección y ni hablar del momento actual”, elogió Luis Suárez, su dupla en la temida ofensiva celeste.

Pero Stuani asume el reto en un momento especialmente dulce. A sus 31 años, el delantero viene de marcar 21 goles en 33 partidos en la Liga española con el Girona, incluyendo tres en los dos partidos ante el Real Madrid y dos en la primera fecha al Atlético de Madrid.

Precisamente el club “colchonero” se fijó al parecer en el uruguayo como refuerzo para el ataque si se confirma la posible salida de Kevin Gameiro, según la prensa española. La noticia llegó a la concentración uruguaya en Rusia y Stuani le restó importancia.

“Estoy con la cabeza en el Mundial al cien por cien. El futuro no lo pienso demasiado”, explicó. “Tengo contrato con el club, estoy tranquilo. El fútbol es así y nunca se sabe. Me quiero centrar en la selección y disfrutar de este momento”.

En ese contexto llega una posibilidad inesperada y única para el delantero desde que debutó como internacional en 2012 con 26 años.

Sin regularidad en el esquema de Tabárez y compitiendo con dos gigantes como Suárez y Cavani, tuvo desde entonces minutos en 42 partidos y marcó cinco goles.

La marca puede parecer más bien humilde para el tercer referente del ataque uruguayo, pero en parte se debe a que Tabárez lo ve y lo usa también como volante, un puesto que descubrió y demostró dominar a su paso por el Espanyol.

En Brasil 2014 jugó ya en el debut con Costa Rica, con Luis Suárez de baja por lesión, y fue suplente en los tres partidos siguientes y en los tres primeros de Rusia 2018 hasta el sábado, cuando entró ya como sustituto de Cavani.

En poco más de 20 minutos y sin rodaje pudo demostrar poco: recibió siete veces el balón, intentó cinco pases y no disparó nunca al arco. Uruguay jugaba a salvar ya el 2-1 que terminó valiendo el pase a cuartos y enviando a Cristiano Ronaldo a casa.

El viernes, la situación será bien diferente. Uruguay tiene que salir a buscar goles y todas las miradas apuntarán al vacío dejado por Cavani. Es la atención que Stuani necesita para demostrar al mundo el mismo olfato goleador que tan bien conoce el Girona. DPA

Comments

Comments are closed.