Sin Categoría

Piqué y Ramos, el muro de la “Roja” para detener a Rusia

0

Han sido el muro de la defensa española, pero Rusia-2018 será la última gran guerra de la exitosa asociación entre Sergio Ramos y Gerard Piqué en el eje de la zaga de la ‘Roja’, que el domingo tiene una nueva prueba ante la anfitriona del Mundial.

El capitán de la Selección y del Real Madrid, Sergio Ramos, tiene intención de seguir defendiendo la elástica nacional todo lo que pueda, pero Piqué ya anunció que se retira de la selección tras el Mundial, pese a dejar un pequeño resquicio a la reconsideración.

“Lo dije en su día, la decisión es bastante firme. Nunca sabes al 100% lo que va a pasar, pero cuando digo una cosa la suelo cumplir y creo que ha llegado mi momento”, reiteraba Piqué, tras el pasado partido contra Portugal.

Con esta retirada, España perderá a una de sus mejores pareja de centrales, cuyo largo recorrido empezó de forma sistemática cuando Carles Puyol se perdió por lesión la Eurocopa de 2012 y Ramos dejó el lateral derecho para acompañar a Piqué en el centro de la zaga.

Desde entonces, esta ‘extraña pareja’ ha sido la última línea de defensa en los partidos de la ‘Roja’.

Un seguro para su compañeros

“Para nosotros es un alivio” saber que están detrás, decía en Krasnodar el centrocampista Francisco Alarcón ‘Isco’, insistiendo en que “además de defender, nos ayudan mucho para luego crear”.

Ramos y Piqué han sabido formar una asociación que se ha ido fortaleciendo con el tiempo y, aunque cuando se trata de los enfrentamientos Real Madrid-Barcelona son los primeros en lanzarse las pullas, en la ‘Roja’ se entienden a las mil maravillas.

La relación entre estos dos hombres de fuerte carácter y opiniones divergentes no fue fácil al principio.

“Con Piqué antes no teníamos prácticamente relación, nos respetábamos y ya está, pero cuando vas creciendo y madurando dejas cosas de lado que no tienen importancia y ahora nos llevamos bien”, aseguraba hace unos meses Ramos en una entrevista en la radio Onda Cero.

El capitán de la ‘Roja’ fue, incluso, uno de los primeros en defender a su compañero en los momentos difíciles en que era pitado en todos los campos de España por sus opiniones sobre la situación política en la región de Cataluña, pese a que Piqué nunca ha dicho ser independentista.

“Hay que respetar a los que defienden nuestro escudo y a nuestro país y Gerard es uno de ellos”, había afirmado Ramos.

Alegrías y tristezas juntos

“Nuestra relación es buena, muy buena”, aseguraba Piqué, y este buen entendimiento entre dos pesos pesados en la selección y en sus clubes se refleja en el terreno de juego, donde han vivido la gloria pero también han bajado a los infiernos.

Campeones de Europa en 2012 y del Mundo en Sudáfrica en 2010 (Piqué no estuvo en la Eurocopa de 2008 que ganó España), vivieron en primer plano la debacle del Mundial de Brasil-2014, en que España cayó en la fase de grupos, y la eliminación en octavos en la Eurocopa de 2016.

Toda una vida en la ‘Roja’, en la que han compartido el centro de la defensa española en 77 encuentros, con más de un 75% de victorias, en una ‘Roja’ en la que son referentes.

Ahora, este cerrojo podría romperse al terminar el Mundial de Rusia, aunque el seleccionador Fernando Hierro, nombrado de urgencia para sustituir al destituido Julen Lopetegui, mantiene su pequeña esperanza de que Piqué, que frente a Irán cumplió 100 partidos con la ‘Roja’, reconsidere su postura.

“Ya tenemos casos de otros compañeros suyos que toman una decisión y al final no se van, o al contrario”, señalaba Hierro en un encuentro con medios escritos españoles.

Pero, mientras, Piqué y Ramos afrontan otra dura prueba el domingo en Moscú ante Rusia, buscando los cuartos de final del Mundial. AFP

Comments

Comments are closed.