Mundo

EEUU retira vehículos usados por la Policía de Nicaragua para “reprimir violentamente”

0

Estados Unidos pidió a la Policía de Nicaragua devolver un lote de vehículos donados por ese país porque fueron “usados para reprimir violentamente” las protestas pacíficas contra el Gobierno, informó hoy la embajada estadounidense en Managua.

En un comunicado de prensa, la sede diplomática señaló que el lunes solicitó a la Policía “la devolución o pago de los vehículos que el Gobierno de los Estados Unidos le donó a dicha institución para sus actividades legítimas”.

“Algunos de estos vehículos han sido usados por la Policía Nacional de Nicaragua y fuerzas irregulares bajo su mando, para reprimir violentamente las voces de quienes protestan pacíficamente contra las acciones de su gobierno”, indicó el informe.

La embajada aseguró que tales acciones “violan los términos de la Carta de Entendimiento establecida para la cooperación del Gobierno de los Estados Unidos con la Policía Nacional de Nicaragua”.

Sin precisar de cuántos vehículos se trata, el comunicado señaló que la Policía comenzó a devolverlos ayer martes.

El informe recordó que el Departamento de Estado de Estados Unidos “ha condenado la continua violencia y la campaña de intimidación por parte del Gobierno de Nicaragua, calificando de inaceptables los ataques y amenazas contra quienes se manifiestan de forma pacífica y contra la población en general”.

“El Departamento de Estado sigue instando a todas las partes a que busquen una solución constructiva y pacífica a través del Diálogo Nacional apoyado por la Iglesia católica de Nicaragua”, puntualizó.

En las últimas semanas, grupos de policías junto con hombres encapuchados y fuertemente armados han realizado operativos en distintas ciudades de Nicaragua a bordo de camionetas pick up, disparando contra civiles o bien efectuando redadas contra jóvenes.

La crisis en Nicaragua comenzó con una manifestación estudiantil el 18 de abril, pero la protesta se convirtió en una rebelión cívica a raíz de la violenta acción de policías y paramilitares contra los manifestantes.

Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el conflicto ha dejado 212 muertos y más de 1.500 heridos, aunque organismos independientes locales elevan la cifra de fallecidos a 285. El Gobierno solamente reconoce 47 decesos.

DPA

Comments

Comments are closed.