Mundo

La verdadera historia de la niña que protagonizó la portada de Time

0

La revista estadounidense Time utilizó este jueves la icónica fotografía de la niña hondureña, capturada por el fotógrafo John Moor de la agencia Getty Images, que se ha vuelto la imagen representativa en rechazo a la política de tolerancia cero del presidente Donald Trump.

La edición de la portada del reconocido medio muestra a la niña que llora desconsoladamente, frente a la figura del mandatario norteamericano que la observa desde arriba y la frase “Welcome to America” -Bienvenido a América-.

De acuerdo con El Mundo, la imagen es una representación perfecta de la tragedia que viven los niños separados de sus padres que viajan a Estados Unidos y son detenidos para ser procesados judicialmente, como consecuencia de la polémica política implantada por la gestión de Trump.

La verdadera historia tras la foto

Denis Valera, supuesto padre de la niña, y la vicecanciller hondureña, Nelly Jerez, confirmaron que la niña no fue separada de su madre, luego de que decenas de medio de comunicación utilizaran la fotografía para ilustrar el trágico hecho y aumentar la indignación de la sociedad.

Sin embargo, separada o no, la fotografía muestra a la perfección el drama y el desconsuelo entre los inmigrantes que cruzan la frontera hacia Estados Unidos.

“Mi hija se ha convertido en un símbolo de la separación de niños en la frontera con EEUU. Puede incluso que haya tocado el corazón del presidente Trump”, aseguró Valera.

Según mencionó, la niña y su madre partieron de Puerto Cortés, un importante puerto al norte de la capital hondureña, sin decirle nada al padre ni a los otros tres hijos de la pareja. Por su parte, Valera imaginó que emigrarían a la nación norteamericana donde la mujer tiene familiares, en busca de oportunidades económicas.

Relató que se quedó impresionado y dolido al ver la foto de su hija por primera vez llorando en la televisión. “Ver lo que estaba sucediendo en ese momento le rompe el corazón a cualquiera”, acotó. Ambas fueron derretidas juntas en la ciudad fronteriza de McAllen, en Texas, donde Sánchez solicitó asilo.

“Si son deportados, está bien, siempre y cuando no dejen a la niña sin su madre”, expresó Valera, a la vez que acotó que se encuentra a la espera de ver qué sucede con ellas.

Impacto mundial

La fotografía fue utilizada por una campaña en Facebook que logró la recaudación de más de 17 millones de dólares provenientes de alrededor de 500 mil personas. Los fondos serán destinados al Centro de Refugiados e Inmigrantes para Servicios Educativos y Legales (RAICES), una organización sin fines de lucro con sede en Texas.

Tanto la foto, como los vídeos de niños sentados en jaulas y audios de los llantos, suscitaron la alarma en la sociedad de todo el mundo e incrementó el rechazo de tal manera que Trumo se vio obligado a rectificar y ordenar la reunificación de las familias de inmigrantes separadas.

Comments

Comments are closed.