Mundo

El rey de España y el presidente catalán se encontrarán por primera vez

0

El rey Felipe VI de España y el presidente del ejecutivo catalán, el independentista Quim Torra, se encontrarán por primera vez este viernes en un acto oficial marcado por la tensión entre ambas instituciones y las protestas separatistas contra el monarca.

Ambos mandatarios, así como el nuevo jefe de gobierno español Pedro Sánchez, asistirán a la ceremonia inaugural de los Juegos del Mediterráneo que se celebrarán hasta el 1 de julio en la ciudad catalana de Tarragona, 100 km al sur de Barcelona.

El encuentro estuvo en el aire hasta este mismo viernes porque el líder catalán, que acusa a Felipe VI de amparar la supuesta represión del Estado contra los independentistas, amenazaba con plantar al monarca.

“Estaremos porque es nuestra casa. No echarán al presidente y al gobierno del país (Cataluña, ndlr) de nuestra casa. La presencia del monarca de España no condicionará nuestras decisiones. En Cataluña mandan los catalanes”, afirmó Torra en una comparecencia en la sede del gobierno regional en Barcelona.

Su presencia también facilitará su primer encuentro con el nuevo líder español Pedro Sánchez, con quien debe reunirse personalmente el 9 de julio en Madrid.

El líder independentista había pedido esta semana una reunión con Felipe VI para “abrir una negociación” pero la Casa Real lo remitió al gobierno, alegando que el monarca no puede jugar un papel político.

Si bien asistirá a la inauguración de esta competición multideportiva entre países mediterráneos, Torra advirtió que en adelante su gobierno no acudirá a ningún acto convocado por la monarquía ni invitarán al rey a sus actos.

“Cataluña vive una situación excepcionalmente grave y no nos interesan las fotografías con aquellos que avalan y animan la represión”, afirmó.

Varios colectivos independentistas llamaron a protestar en Tarragona en contra del rey, a quien reprochan su papel durante el intento de secesión del pasado octubre.

Los separatistas lo acusan de dar la espalda a parte de la población por su discurso del 3 de octubre, dos días después del referéndum ilegal de autodeterminación marcado por la violencia policial contra numerosos votantes.

En su discurso no hizo ninguna referencia a los heridos por la acción policial y, acusando a los dirigentes catalanes de “deslealtad”, pidió al gobierno español “asegurar el orden constitucional”.

Desde entonces sólo visitó Cataluña en febrero para la inauguración del Congreso Mundial del Móvil en Barcelona y fue recibido con fuertes protestas.

La próxima semana tiene programado otro viaje a Gerona, un feudo independentista, para una entrega de premios. AFP

Comments

Comments are closed.