Mundo

Melania Trump visita la frontera con México

0

La primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, inició este viernes una sorpresiva visita al estado de Texas, en medio de la espectacular controversia nacional por la separación de niños de familias migrantes.

El propio presidente Donald Trump lo anunció inicialmente a la prensa en la Casa Blanca y posteriormente la información fue confirmada por el servicio de comunicaciones de la primera dama estadounidense.

En la localidad de McAllen, Melania realizó una visita a un albergue de niños inmigrantes administrado por la iglesia luterana, y tenía en agenda recorrer un centro de procesamiento de migrantes de la guardia fronteriza.

De acuerdo con informaciones de la oficina de la primera dama, el albergue reúne actualmente unos 60 niños con edades que van de los 5 a los 17 años, provenientes de Honduras y El Salvador.

Según la misma fuente, solamente seis de los niños en ese local fueron separados de sus familias luego de ingresar al territorio estadounidense.

Stephanie Grisham, directora de comunicaciones de la oficina de la primera dama, dijo a la prensa que la idea de la visita fue de ella. “Nos dijo que preparemos el viaje porque quería verlo ella misma”, aseguró.

A raíz de la política de ‘tolerancia cero’ con la inmigración ilegal, el gobierno pasó a arrestar y procesar a todos los adultos que ingresan clandestinamente al país, y para ello procedió a separar a los niños y menores de edad, que son enviados a otros albergues.

De acuerdo con datos oficiales, hasta ahora 2.342 niños y menores de edad se encuentran en esa situación.

“Realmente no me importa”, dice la Chaqueta

Chip Somodevilla/Getty Images/AFP

En medio de la fuerte polémica por la política migratoria de su esposo, el presidente Donald Trump, las imágenes de la primera dama luciendo la chaqueta color verde oliva con el mensaje “Realmente no me importa, ¿a ti?” en letras blancas en la espalda al abordar un vuelo a Texas no tardaron en hacerse virales en las redes sociales.

Consultada por esta prenda, que aparentemente se vende por 39 dólares en Zara, según el Daily Mail, que vio por primera vez la extraña elección de atuendo, la portavoz de la primera dama, Stephanie Grisham, dijo que “no había un mensaje oculto”.

“Es una chaqueta”, afirmó. “Después de la importante visita de hoy a Texas, espero que los medios no elijan centrarse en su vestuario”.

“#SheCares (A ella le importa) #ItsJustAJacket (Es solo una chaqueta)”, tuiteó Grisham más tarde, mientras crecía la especulación.

Para cuando llegó a la ciudad de McAllen, Texas, la primera dama se había cambiado la polémica prenda por una chaqueta color crema estilo safari.

AFP

Comments

Comments are closed.