Mundo

Afirman que Rafael Correa se hacía llamar “Carlitos” y sabía del secuestro

0

Un agente de policía declaró hoy en Ecuador que el ex presidente ecuatoriano, Rafael Correa, tuvo conocimiento del secuestro del ex asambleísta opositor Fernando Balda en Bogotá en 2012 cuando aún era mandatario, informaron sus abogados en Quito.

Al declarar en la investigación judicial del caso, el agente, quien trabajó en la Secretaría Nacional de Inteligencia (Senain) y se declaró participante de la operación de secuestro, señaló que el ex presidente Correa conocía de la operación que tenía por objeto traer a Balda a Ecuador “por los medios que sea”.

El operativo se desarrolló en agosto de 2012 pero resultó fallido, ya que los secuestradores colombianos fueron detenidos por la policía de ese país. El agente declaró que Correa, “a quien se lo conocía con el seudónimo de ‘Carlitos’, se comunicó vía telefónica con él por dos ocasiones, antes y después de la operación fallida contra Fernando Balda”.

Con voz temblorosa y con lágrimas en los ojos, el policía pidió clemencia a la jueza y perdón al afectado indicando que “solo cumplía órdenes”.

Desde Bélgica, en donde reside, el ex presidente Correa ironizó acerca de las declaraciones del agente: “El presidente comunicándose con un policía para organizar un secuestro… ¡Brillante! Realmente ya insultan nuestra inteligencia”, escribió en la red social Twitter.

“¿Cuál será la próxima ridiculez?”, preguntó el ex gobernante ecuatoriano, quien tiene la obligación de presentarse a partir del 2 de julio cada 15 días ante una sala de la Corte Nacional de Justicia en Quito (CNJ) por este caso.

En agosto de 2012, Balda fue secuestrado durante varias horas en Bogotá, lapso en el que fue golpeado, amenazado de muerte y luego arrojado a la vía pública.

Un taxista de la capital colombiana alertó a la Policía, lo que permitió la captura de los secuestradores -tres hombres y una mujer colombianos-, quienes fueron detenidos y ahora cumplen una sentencia por el secuestro.

En la investigación se determinó que los raptores actuaron en complicidad con agentes ecuatorianos de la Senain, organismo presidencial ecuatoriano, y que sus operaciones habían sido autorizadas y financiadas desde la Presidencia de Ecuador, que ejercía entonces Correa. DPA

Comments

Comments are closed.