Lifestyle

Las hipótesis de la extraña desaparición de la madre de Luis Miguel

0

El paradero de Marcela Basteri, madre del cantante Luis Miguel, sigue causando intriga entre los fans del artista tras más de 30 años de su desaparición, luego de que ella tomará un avión en agosto de 1986 con rumbo a Madrid en el aeropuerto de Pisa, Italia, y un mes después desapareciera sin dejar rastro alguno.

Aquel día, los familiares de Marcela la vieron por última vez entre abrazos y fotos, por lo que al tomar su vuelo, esperaron obtener información de la joven madre en su llegada a Madrid. Un mes después, se supo que sí había llegado a su destino, pues en una oportunidad se habría comunicado con su tía Adua, la mujer que más ha insistido todos estos años por conseguir el paradero de Marcela.

“Nosotros estábamos muy preocupados y por fin llamó”, contó Adua al periodista Javier León Herrera. “Dijo que estaba con Alex y con Sergino en la casa de Madrid, y que iba a viajar a Chile a encontrarse con Mickey (Luis Miguel) allá”, agregó.

Cabe destacar, que aquella fue la última vez que la tía Adua habló con Marcela, pues luego de ese día más nunca se tuvo información de la joven, por lo que a través de los años se han generado diferentes hipótesis sobre que pudo haber pasado con la madre del famoso cantante.

Una de las hipótesis con más auge consiste en aquella que apunta a que el padre de Luis Miguel la habría mandado matar, alentado por su codicia y para arrebatarle los bienes a su nombre y el dinero que tenía en una cuenta en Suiza, esto de acuerdo con la versión de Javier León.

Otra hipótesis, según lo reseñado por Infobae, gira alrededor de un temible y corrupto personaje de la política mexicana: Arturo Durazo Moreno, también como “El Negro”, quien se desempeñó como jefe de la policía en la Ciudad de México de 1976 a 1982, durante el gobierno del entonces presidente José López Portillo.

Según las bases de esta teoría, Moreno le habría pedido a Luisito Rey deshacerse de Marcela, sin embargo, la falta de causas genera un proceso incomprobable con paso de los años.

Otra hipótesis que ronda a través de Moreno explica que antes de su desaparición, Marcela había estado en una fiesta de Durazo en el estado de Chihuahua, en México, y que allí habría muerto en medio de una balacera de narcotraficantes. Pero Marcela desapareció en 1986 y para entonces el “Negro” Durazo ya estaba en la cárcel, por lo que nuevamente las dudas siguen el pie.

La vida de Marcela Basteri, no fue nada fácil desde sus orígenes, sin embargo, al conocer a Luisito Rey, todo empeoro debido a los maltratos y las humillaciones a las que estaba sometida por su pareja.

En su momento incluso corrieron las versiones de que la usó como moneda de cambio para conseguir favores del “Negro” Durazo, para financiar el lanzamiento y el ascenso de la carrera de Luis Miguel, sin embargó esto nunca se llevó a cabo según palabras dichas el propio Durazo, quien no obstante indicó que Luisito Rey “no tuvo ningún reparo en ofrecerle la compañía de su propia pareja como moneda de pago a cambio de ciertos favores”.

Un familiar del “Negro” Durazo, que prefirió mantenerse en el anonimato, propuso otra idea que indica que al momento de su desaparición, Marcela atravesaba por una fuerte depresión, la cual supuestamente la llevó a consumir drogas y alcohol en una fiesta del ex jefe policiaco en la Ciudad de México, en donde terminó muerta por ahogamiento accidental tras consumir grandes cantidades de alcohol.

Aunque es verdad que Marcela atravesaba por una depresión a causa de su separación de Luisito Rey, Javier León narra en su libro que Marcela precisamente había viajado a Italia para recuperarse y que su familia había visto el cambio: dejó de beber, casi no fumaba, ganó peso y dormía.

Otra versión respecto al paradero de Marcela Berasti la dio en 2012 el bandoneonista Walter Ríos, quien dijo que el cantante, tras varios años de búsqueda, había encontrado a su madre en 2008, “en un manicomio de Italia”.

Comments

Comments are closed.