Lifestyle

Científicos descubren el gen que nos hizo humanos

0

El NOTCH2NL es un nuevo gen en nuestros antepasados, descubierto por un grupo de investigadores del Mater Research Institute y de la Universidad de Queensland (Australia). Es el responsable de darle las grandes dimensiones a nuestro cerebro y de la estructura única de la corteza de los hemisferios cerebrales

Según reseñó la pagina de noticias rusa RT, “dos de los principales rasgos del ser humano son la ampliación de las dimensiones cerebrales y el lento crecimiento del sistema nervioso en el interior del útero materno”, explica David Haussler, profesor de la Universidad de California y coautor de la investigación. “Ahora sabemos que los mecanismos moleculares del desarrollo y las características del Homo sapiens tienen lugar durante las primeras etapas del desarrollo cerebral”, añade.

A pesar de que el genoma humano sea compatible en un 99% con el de un chimpancé, nuestro sistema nervioso, según expertos, se va deteriorando a medida de que pasa el tiempo con la vejez. Por esta razón, no es factible que la comunidad científica realice estudios sobres las diferentes enfermedades que afectan al ser humano con los chimpancés, ni mucho menos sobre su capacidad de adquisición del lenguaje y de un intelecto desarrollado.

Los científicos, determinaron que la principal razón por la que tanto hombres como primates son diferentes desde el punto de vista genético, se debe a las diferente actividades que realiza las distintas partes del cerebro.

El NOTCH2NL, cumple un papel fundamental en la herencia genética del hombre, puesto que gracias a este gen se desarrollaron nuevas neuronas, al igual que se formaron tejidos cerebrales en el embrión de los humanos. Los primates quedan exentos de estos rasgos, lo que podria explicar por qué el ser humano tiene un mayor desarrollo mental.

Un error vital en la genetica

Otro dato interesante es que este nuevo gen apareció por error en el ADN de nuestros ancestros, tras una serie de errores al copiar el primer cromosoma, aproximadamente hace tres o cuatro millones de años.

“El NOTCH2NL permitió que nuestro cerebro aumentara su volumen”, detallan los científicos. Más tarde, un segundo error en nuestro código genético generó un nuevo tramo en nuestro ADN —cambiando así de manera significativa el desarrollo del sistema nervioso humano— que fue copiado varias veces más durante la evolución de nuestros antepasados. Esto provocó que las células nerviosas empezaran a “madurar” más rápido y a dividirse menos, reseñó el portal de noticias RT

Comments

Comments are closed.