Sin Categoría

La OEA y Venezuela: dos años en el foco

0

La crisis en Venezuela ha centrado la atención de la Organización de Estados Americanos (OEA) en los últimos dos años, en los que su secretario general, Luis Almagro, se ha convertido en uno de los mayores críticos de Nicolás Maduro.

Caracas ha perdido aliados con la llegada de nuevos Gobiernos en países que antes estaban en el eje boliviariano, pero ha mantenido entre los 34 miembros de la OEA suficientes apoyos -como el de pequeños países caribeños que reciben petróleo venezolano barato- como para que la división haya impedido avanzar en la condena.

2016

31 mayo de 2016: Almagro presenta su primer informe sobre Venezuela. Denuncia “alteraciones graves al orden democrático” e insta a Maduro a permitir el referéndum revocatorio. En un acto sin precedentes, invoca la Carta Democrática Interamericana para iniciar un proceso que puede acabar en la suspensión de Venezuela.

1 de junio de 2016: El consejo permanente -en el que se sientan todos los países con un voto cada uno- aprueba una declaración descafeinada sobre Venezuela. Maduro la celebra como una victoria.

23 de junio de 2016: El consejo permanente celebra una sesión extraordinaria sobre la petición de Almagro de aplicar la Carta Democrática que termina sin ninguna decisión.

16 de noviembre de 2016: El consejo permanente aprueba una resolución de apoyo al diálogo en Venezuela, instando al Gobierno de Maduro y a la oposición a llegar a “resultados concretos en un plazo razonable”. Venezuela y Bolivia se retiran del debate.

2017

14 de marzo: Segundo informe de Almagro sobre Venezuela. Insta a suspender al país si no hay elecciones y acusa al Gobierno de Maduro de violar todos los artículos de la Carta Democrática Interamericana.

23 de marzo: Catorce países de la OEA, entre ellos México y Estados Unidos, emiten una declaración que deja la puerta abierta a pedir la suspensión de Venezuela en la OEA.

28 de marzo: En un consejo permanente extraordinario, 20 países piden buscar vías “en el menor plazo” para ayudar a resolver la crisis que vive Venezuela.

31 de marzo: Almagro pide formalmente una sesión urgente del consejo permanente para aplicar la Carta Democrática a Venezuela después de que el Tribunal Supremo de Justicia despojara de sus competencias a los diputados de la Asamblea Nacional.

3 de abril: El consejo permanente aprueba una resolución que dice que en Venezuela hay una “grave alteración del orden democrático”. Solo acuden 23 países, después de que Bolivia, aliada de Caracas y presidente de turno del consejo, la suspenda. Venezuela no reconoce por eso la aprobación de esa resolución, que considera “ilegal”.

26 de abril: Venezuela anuncia que se va de la OEA después de que el consejo permanente aprobara convocar una reunión cancilleres para abordar la situación en ese país, en una escalada de presión. El proceso dura dos años y la retirada será efectiva en abril de 2019.

31 de mayo: Comienza en Washington la reunión de cancilleres sobre la crisis de Venezuela. Ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo, se suspende la reunión, que continuará en Cancún antes del inicio de la Asamblea General de la OEA en el balneario mexicano.

19 de junio: Los cancilleres no logran consensuar un texto en Cancún. Una resolución suavizada que pide a Maduro reconsiderar la Asamblea Constituyente queda a tres votos de los 23 necesarios, después de pequeños países del Caribe que iban a votar por ella cambiaran de opinión.

19 al 21 de junio: La Asamblea General de la OEA en Cancún se cierra sin un texto sobre Venezuela. La profunda división, que dificulta desde hace meses adoptar una postura oficial al respecto, cuestiona la efectividad de la organización. Maduro se atribuye “una de las victorias más grandes en la historia de la OEA”.

6 de julio: Almagro solicita una reunión extraordinaria y urgente del consejo permanente sobre Venezuela tras un violento asalto a la Asamblea Nacional venezolana, controlada por la oposición, por parte de seguidores del Gobierno de Maduro.

19 de julio: Almagro publica su tercer informe sobre Venezuela, en el que acusa al Gobierno de Maduro de crímenes de lesa humanidad. Luego encargará a juristas internacionales una investigación al respeto, que tendrá su punto central en una serie de audiencias públicas en la sede de la OEA.

26 de julio: Trece países miembro de la OEA, entre ellos EEUU y México, instan a Maduro a suspender la elección de la Asamblea Constituyente de cuatro días después. Es el germen del Grupo de Lima.

8 de agosto: Doce países americanos constituyen en Perú el Grupo de Lima para seguir y proponer salidas a la crisis venezolana. Luego se suman dos caribeños. EEUU no forma parte, pero está tras su origen. El grupo nace ante la incapacidad de la OEA de dar pasos en la crisis venezolana, pero también por la incomodidad de algunos países por el protagonismo de Almagro.

2018

23 de febrero: El consejo permanente aprueba una resolución que insta a Maduro a cancelar las elecciones presidenciales, en la primera reunión sobre Venezuela desde la Asamblea General de Cancún.

30 de abril: El consejo permanente, en reunión extraordinaria a falta de menos de un mes de las elecciones presidenciales, aborda la crisis humanitaria en Venezuela. Varios países liderados por Estados Unidos y México instan a Maduro a aceptar ayuda internacional.

7 de mayo: Mike Pence insta a la suspensión de Venezuela en la OEA en el primer discurso de un vicepresidente de Estados Unidos allí en cerca de 25 años.

29 de mayo: A menos de una semana de la Asamblea General de la OEA, los juristas seleccionados por Almagro para analizar si hay base para denunciar a Venezuela ante la Corte Penal Internacional presentan un informe que asegura la existencia de crímenes de lesa humanidad e instan a los países americanos miembro del tribunal a denunciar en La Haya al Gobierno de Maduro.

Comments

Comments are closed.