Lifestyle

El sorprendente “truco” anti-envejecimiento de Meghan Markle

0

Tras convertirse en la duquesa de Sussex, Meghan Markle se ha convertido en el centro de atención de cientos de revistas a nivel mundial. Sus atuendos, sus peinados y todo lo que hace entra en la expectativa de una investigación minuciosa por parte de los periodistas para develar ante el público todos sus secretos, virtudes o defectos.

Desde ante de su llegada al mundo de la realeza, se ha hablado extensamente sobre su pasión por la salud, el ejercicio y una buena alimentación en base a productos semi-veganos, pero algo que seguía ante la expectativa del público era descubrir su “secreto” para mantener una piel tan saludable y sedosa a sus 36 años de edad.

Durante una entrevista a ‘Birchbox‘ en 2014, Markle confesó su rutina para mantenerse joven, a tan poco tiempo de llegar a los 40 años.

“Hago ejercicios faciales de una de mis esteticistas favoritas, Nichola Joss, que básicamente esculpe tu cara desde dentro. Juro que funciona, por más tonto que te puedas sentir mientras lo haces”, explicó la entonces actriz.

La esteticista por su parte describe la rutina como un “estiramiento facial natural“, el cual ayuda a “esculpir” el rostro y evitar el estrés en los músculos faciales.

“Cuando un músculo mantiene la tensión, genera toxinas que envejecen los músculos y tienen un efecto perjudicial sobre la piel. Cuando la piel retiene toxinas, puede congestionarse y debilitarse. Así que estamos erradicando todo eso”, aseguró la experta, según lo reseñado por el diario El Confidencial.

“También estimula el sistema linfático, por lo que en realidad drena las toxinas. El sistema linfático trabaja para mantener la piel clara y limpia, por lo que es muy importante estimularla”, agregó.

¿ESTOS EJERCICIOS FUNCIONAN REALMENTE?

Un estudio de 2018 de la Escuela de Medicina de la Universidad de Northwestern, recogido por ‘FromPress’, descubrió según el medio, que 30 minutos de ejercicio facial diario mejoraban la apariencia de las mujeres de mediana edad.

Para probar los resultados, los investigadores hicieron que varias participantes realizaran 23 ejercicios faciales, cada uno durante un minuto, por aproximadamente ocho semanas. Tras hacerlos tanto los dermatólogos como los participantes, afirmaron haber visto mejoras notables en las fotos de antes y después. Además se pudo apreciar que la edad promedio de las mujeres disminuyo aparentemente en casi tres años.

“Ahora hay alguna evidencia de que los ejercicios faciales pueden mejorar la apariencia y reducir algunos signos visibles de envejecimiento”, dijo el autor principal del estudio. “Los ejercicios aumentan y fortalecen los músculos faciales, por lo que la cara se vuelve más firme y más tonificada, con apariencia de un rostro más joven”.

Comments

Comments are closed.