Pasa en Venezuela

Ruperti, los Flores y los diálogos de Trump, Corker y Lacava: los secretos del caso Holt

0

Días después de la liberación del estadounidense Joshua Holt, más detalles llegan a los medios. Laurie Holt, la madre del mormón, aseguró que la decisión fue tomada por el miedo del gobierno venezolanos a represalias. “Creo que se le ablandó el corazón”, dijo Laurie Holt sobre Maduro.

Asimismo agradeció al gobernador de Carabobo, Rafael Lacava, por su participación. Lacava viajó junto a Holt, su esposa y el senador norteamericano Bob Corker, a EEUU en un avión de Pdvsa. “Trump le llamó a Corker el viernes por la noche a Caracas y habló brevemente con Lacava para expresarle su aprecio por la liberación de Holt, según dos funcionarios estadounidenses al tanto de la llamada, quienes declararon a condición de guardar el anonimato porque carecían de autorización para hablar sobre la conversación”, reseñó la agencia AP.

Laurie también nombró a otro polémico personaje, Wilmer Ruperti, a quien agradeció por ayudar a que su hijo estuviera a salvo en la cárcel. Según AP, el magnate “voló a Salt Lake City para conocer a su familia y había estado pagándoles a los abogados de Holt. Pero cuando la AP reveló su participación en el caso, fue recibida con escepticismo, porque también había estado financiando la defensa de dos sobrinos de la primera dama venezolana Cilia Flores que fueron declarados culpables de narcotráfico en Nueva York en 2016″.

LOS SOBRINOS FLORES

De acuerdo con la agencia, Corker dijo que cuando Lacava viajó a Washington en marzo se habló sobre la posibilidad de que los sobrinos fuesen liberados, así como de algún tipo de alivio a las sanciones contra Venezuela en una época en que Trump amenazaba con aplicar un embargo petrolero a esta nación de la OPEP.

“Se habló sobre todas esas cosas, pero les dijimos que no podían llevarse a cabo”, afirmó Corker en una entrevista el lunes, e insistió en que “no se pidió nada, y nada se dio” a cambio de la libertad de Holt. Los sobrinos siguen encarcelados.

“En mis conversaciones privadas, no podría ser más estridente en mis críticas a la forma en que el gobierno venezolano se ha manejado. He visto en Venezuela personas que hacen fila afuera de las tiendas de comestibles sólo para adquirir papel sanitario”, afirmó Corker. “Pero si estamos dialogando con Kim Jong-un, que ejecuta a sus parientes con artillería de alto poder a quemarropa, entonces me parecería que dialogar con Venezuela, mientras mantenemos toda la presión que tenemos, también tendría cierto sentido”.

Comments

Comments are closed.