Pasa en Venezuela

De Maracaibo a Argentina: la aventura de una familia en un Spark

0

Muchas personas en solitario y otras con sus familias salen diariamente desde cualquier parte del país por vía aérea o terrestre, a través de escalas en autobuses, para comenzar su nueva vida en otros destinos.

Pero una aventura familiar se trazó esta familia zuliana de cuatro integrantes  para migrar de la crisis que afronta el país. Maryuly, Javier, Francisco y Ariana más un quinto integrante, un Cevrolet Spark, “Sparktaco” como fue bautizado, emprendieron este camino que comenzó el 24 de febrero y culminó el 23 de marzo de este año, siendo señalado por la familia como una meta, una forma arriesgada de emigrar.

“Irnos por avión era imposible, porque nuestros ingresos no eran lo suficientes para comprar cuatro boletos en dólares.  Nuestros pasaportes se vencían en el 2019 y no queríamos que se nos vencieran. Estaba descartado el vuelo, entonces  comenzamos a investigar por páginas web y por Youtube las  formas de irnos por carretera”, contó  Javier al diario Panorama.

Maracaibo – El Venado – Barquisimeto – Charallave – Santa Elena de Uairén-  Boa Vista – Manaos – Porto Velho –  Posadas. Este fue el trayecto en carretera que tuvo la familia, solo tomaron un tramo de seis días a bordo de un Ferry que surca el río Amazonas.

“Cuando decidimos por fin viajar en el carro porque nos costó como dos semanas decidir si nos íbamos en el auto o no, establecimos una ruta de Maracaibo hasta Argentina por Google maps y nos salían varias opciones. La primera era irnos por Colombia por toda la línea del Pacífico y con esta ruta nos íbamos a ahorrar unos 2.800 kilómetros de carretera, pero la descartamos porque la frontera colombo-venezolana estaba cerrada, entonces tomamos la vía que atraviesa Brasil”, expresó Maryuly Pinto.

“El primer trayecto que hicimos de Maracaibo a El Venado que, generalmente, se hace  en dos horas y medias, nosotros  nos llevamos  poco más de cuatro horas,  porque con un carro tan pesado no podíamos ir rápido, el carro pegaba en las ruedas de atrás”, contó.

En El Venado,  donde la familia se despidió de la mamá de Maryuly, debieron dejar más  cosas para que el carro no pegara en la carretera.  Sin embargo, pese a que  el Spark estaba más liviano, cuando pasaba por los reductores de velocidad, pegaba igual. “Al llegar a Caracas, donde nos despedimos también de familiares debimos dejar  los parales de los micrófonos, peluches y hasta dos almohadas para que no hiciera tanto volumen y los niños pudieran estar cómodos”,  cuenta la familia Pinto.

La familia tenía tan programado el viaje que se distribuyeron tareas mientras realizaban su viaje en el “Sparktaco”.

LA HIDRATACIÓN

La hidratación, fue responsabilidad de Francisco, el hijo de la pareja. “Era muy importante tomar liquido cada media o una hora, entonces él llevaba el tiempo cronometrado para avisar el momento en que debíamos hidratarnos con agua o alguna otra bebida”.

Ariana, la adolescente estudiante de psicología, se encargaba de los ejercicios y estiramientos físicos. “Cada cuatro horas parábamos en algún lugar, nos bajábamos del auto y ella  nos decía los ejercicios que teníamos que hacer”.

LA RECREACIÓN

De la recreación, Maryuly era la encargada, como si de cual plan vacacional se tratará. Dirigía los juegos, organizaba los momentos de karaoke y de llevar los momentos amenos en el vehículo, mientras que Javier se encargaba del volante.

“El Spark se portó bien, yo confío mucho en él”,  comenta Javier. De los 30 días que duró el viaje, seis lo vivieron a bordo de un ferry que los llevó desde la ciudad de Manaos hasta Porto Velho. Durante  ese tiempo aprovecharon para hacerle un “cariñito” al carro y descansar de los cuatro cojines.

“Fue un viaje en el que afianzamos nuestra unión en familia, vivimos  un punto de encuentro de emociones y comprobé la madurez de mis hijos. Estamos felices  por haber  alcanzado una nueva oportunidad de vida. Todo se logra, si se hace con fe”, dice Maryuly.

Maryuly, Javier y sus dos hijos  narraron su viaje  en fotografías a través de una cuenta de Instagram. Aunque el plan original era llegar hasta Buenos Aires, decidieron quedarse en la ciudad de Posadas porque obtuvieron una buena oportunidad de empleo.

Habían transcurrido apenas dos kilómetros de haber cruzado la línea en Brasil, y en la primera alcabala militar nos dijeron en perfecto portugués: estacione a la derecha y baje todas las cosas del vehículo. #BITÁCORA Bueno, después de haber pasado aproximadamente 45 alcabalas en nuestro territorio nacional sin que nos detuvieran en ninguna, lo único que podíamos estar era agradecidos, 😁💝 Obviamente no tenemos nada que ocultar, pero se podrán imaginar lo complejo del montaje y desmontaje. La Línea Brasil – Boa Vista Igual estábamos bastante agotados por las horas de espera, y en desmontar y volver a montar el equipaje transcurrieron dos horas, los militares en todo momento fueron muy atentos con nosotros. Continuamos nuestro destino, quedaban cuatro horas por delante. Tristemente fuimos testigos al ver como decenas de hermanos venezolanos se van caminando en un trayecto que exige tres dias enteros de caminata, en la ciudad hay miles de los nuestros viviendo en plazas, calles, hacinados en stadios deportivos. Llegamos muy tarde a Boa Vista y allí decidimos hospedarnos dos días para un merecido descanso…Lo mejor fue descubrir el Café da manhã ☕🍪🍳🍞🍰🍎🍌🍐

A post shared by 2BMT: ARGENTINA (@2bajoelmismotecho) on

Ese día, antes del amanecer salimos a llenar el tanque de gasolina, y para nuestro susto ya había una laarga cola que fácil podiamos salir a las 5pm. (Es en serio) Ah! Un detalle, ¿recuerdan el envase (la pimpina) que les comentamos en posts anteriores? Pues, no son necesarias 😑 Nos informaron que si llegábamos a pasar la frontera con eso podíamos ir a la cárcel por tráfico 😲 Luego de analizarlo era algo totalmente lógico… es el deber ser cuando en un país se cumplen las leyes, qué mal por nosotros porque fuimos testigos de que eso es algo "Normal" es la forma de funcionar en todo el Estado nos faltó poco para adaptarnos a estas irregularidades. #BITÁCORA A modo de agradecimiento, es importante compartir con ustedes que en cada estación les explicábamos sobre la #RutaSinFronteras, y, durante nuestra travesía en Venezuela, recibimos el apoyo de la guardia nacional, brindándonos el beneficio como turistas, razón por la que, en la mayoría de las estaciones, no hicimos las colas interminables, gracias a Dios. Séptimo día: Santa Elena de Uairen – La Línea (Brasil) Ahí le vamos con el resumen: Sellaron la salida sin ningún inconveniente, luego, pasamos a solicitar un favor, porque nos faltó imprimir dos planillas del gobierno de Brasil para el ingreso a otro país de vehículos (Admisión temporaria de bienes) Por lo demás, todo listo, documentos en regla (Apostillados) Vacunados y listos para cruzar. Hicimos una cola de 2 horas aprox y al ingresar nos atendieron muy bien y por cierto, les gustó mucho nuestro recorrido, se querían ir 😂. Punto de información para los que van a viajar 😮(Allí mismo colocan la vacuna contra la fiebre marilla totalmente gratis) Todo seguía marchando excelente, pero a las 12m cierran y para pasar #ElSparktaco debíamos esperar hasta las 2:30 pm. En este tiempo de espera reflexionamos sobre la gran cantidad de venezolanos que están radicados allí y otros cientos que van con destino a otros paises. La espera se hizo eterna, por fín llegó la hora y… cruzamos, hicimos el cambio de moneda Bolivares a Real (Reais) y concientes de la decisión, con el corazón chiquitico nos alejábamos físicamente de nuestro amado país.

A post shared by 2BMT: ARGENTINA (@2bajoelmismotecho) on

#BITÁCORA ¡¡¡Saludos gente buena!!!, regresamos por aquí, y antes que nos digan… ¡Sería justicia! Déjennos invitarlos a pasar 6 noches y 5 días navegando el Rio Amazonas. Día 11 Puerto de Manaus – (Brasil) El plan inicial, era pasar por la rodoviaria BR 319, nos ibamos a encontrar con 47 puentes de guerra, y mucho fango, era el trayecto más comprometido de nuestra travesía… peero no pudo ser, y solo Dios sabe por qué; el acceso no fue posible, las lluvias causaron colapso y bueno lo que debíamos pasar en dos días de camino, nos agregó más tiempo del pensado, acompañado, para nuestra sorpresa, de una experiencia que jamás olvidaremos. En conclusión, un merecido descanso para el piloto estrella y nuestro sparktaco. Ari no espero mucho tiempo para comenzar a descansar a sus anchas… y nosotros tampoco. Los detalles en el próximo post #RutaSinFronteras #FamiliaUnida #Brasil #ElSparktaco

A post shared by 2BMT: ARGENTINA (@2bajoelmismotecho) on

Saben que nos costó un poco irnos de la Gran Sabana, pero nos despedimos tempranito, seguros de tener una nueva oportunidad. #BITÁCORA Nuestro plan era sencillo, surtir gasolina y continuar hasta La Línea sin pararnos en Santa Elena. Sexto día: Santa Elena – La Linea Pues así llegamos a la estación de servicio, custodiada por el ejército como todas las de la zona, nosotros igual de impresionados con lo de la gasolina, un negocio naaada lícito y muy productivo para los moradores 😨 Bueno, para hacerlo corto era domingo y los domingos están fuera de servicio, la recomendación era ahorrar y pasar La Línea con el tanque lo más lleno posible, porque en Brasil es otra la historia de lo que cuesta un litro de gasolina. Allí mismo, aprovechamos una jornada de vacunación con la Toxoide difteria, y como ya teníamos nuestra vacuna de la fiebre amarilla con el cartón internacional del mismo color, dijimos: "Mejor prevenir que lamentar". Después, ante la única opción de esperar un día más…. .comenzó a llover sin descanso, cielo gris, calles inundadas; teníamos que comer, en este caso todo súper caaaro; nos paramos en la panadería grande que está a la entrada y nos resguardamos de la lluvia.. Almorzamos allí mismo con una atención especial de Freddy, árabe y muy atento, terminamos compartiendo un café hasta que pasó el aguacero. Entonces en la tarde nos esperó la misma historia del efectivo para los hopedajes, 😐😕😡 Pasamos cuatro horas en las mismas penurias del Callao, pero al final del día entendimos que el plan de Dios era otro…. De tantas vueltas en un lugar tan pequeño, terminamos conociendo a Irene y José (Pastores) quienes nos recibieron con mucho amor en su hogar, cenamos, reímos, los acompañamos al servicio de la iglesia a las 7pm y oraron por nosotros, fueron realmente especiales y quedamos profundamente agradecidos. 🙆🙋👧🙌🚗💝 #RutaSinFronteras #Venezuela #SantaElenaDeUairen #FamiliaUnida #ElSparktaco

A post shared by 2BMT: ARGENTINA (@2bajoelmismotecho) on

Comments

Comments are closed.