Sin Categoría

Los candidatos que se disputan la presidencia

0

Cinco candidatos conforman el abanico de cara a las elecciones presidenciales de este domingo en Colombia para definir al sucesor de Juan Manuel Santos.

IVÁN DUQUE

A Iván Duque Márquez, líder en las encuestas de intención de voto para la Presidencia colombiana, la vida le cambió de manera vertiginosa en los últimos cuatro años, cuando pasó de ser un desconocido y novato en política a la carta del uribismo para volver al poder.

Duque, de 41 años, es el más joven de la baraja de candidatos a la presidencia en las elecciones del próximo domingo, en las que se presenta como abanderado de un sector de la sociedad insatisfecho con el acuerdo de paz firmado con las FARC y que teme que el país se convierta en una segunda Venezuela, a cuyo Gobierno no vaciló en llamar “dictadura” desde el primer momento. Su discurso es una versión moderada del usado por el expresidente Álvaro Uribe, líder del partido Centro Democrático en el que Duque ha hecho su corta carrera política, primero como senador en el periodo 2014-2018 y ahora como candidato presidencial.

Duque nació en Bogotá en agosto de 1976 y creció en una familia liberal de la mano de su padre, Iván Duque Escobar, gobernador del departamento de Antioquia (noroeste), ministro de Minas y Energía en la presidencia de Belisario Betancur (1982-1986) y registrador nacional. El hoy candidato se graduó como abogado en la Universidad Sergio Arboleda en Bogotá, tiene un máster en Derecho Económico de la American University y otro más en Gerencia de Política Pública de la Universidad de Georgetown (EEUU).

La carrera profesional la desarrolló principalmente en EEUU, donde durante más de una década trabajó como consultor del banco de desarrollo de América Latina CAF y consejero del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), periodo en el que conoció a muchos de quienes hoy lo asesoran en su campaña presidencial.

Principales propuestas

  • Modificar el acuerdo de paz con las FARC para evitar que los exguerrilleros tengan acceso a cargos de elección popular antes de haber pagado sus penas.
  • No negociar con el ELN sino combatirlos militarmente a ellos y a los grupos disidentes de las FARC.
  • Sustituir los cultivos ilícitos para producir droga por la vía forzada y no voluntaria.
  • Prohibir la amnistía del delito de narcotráfico.
  • Denunciar a Venezuela ante la ONU por albergar grupos armados ilegales en su territorio, entre ellos el ELN.
  • Crear un fondo de atención humanitaria para inmigrantes venezolanos, un programa de convalidación de títulos universitarios y permisos laborales temporales.
  • Simplificar el sistema tributario y bajar la carga a quienes generan empleo.

GUSTAVO PETRO

La candidatura de Gustavo Petro hace soñar a la izquierda colombiana con la posibilidad de ganar por primera vez la Presidencia, aspiración que ha encontrado la oposición de parte de la sociedad que no ve con buenos ojos su pasado guerrillero.

Polémico, de verbo suelto y discurso encendido, Petro lidera el movimiento Colombia Humana y su escenario preferido son las plazas públicas que suele llenar de seguidores y en las que se presenta como sucesor del ideario de políticos del siglo XX que fueron asesinados, como Jorge Eliécer Gaitán, Luis Carlos Galán o Carlos Pizarro. Se dio a conocer como político en el Senado donde alcanzó una gran popularidad por sus denuncias contra la corrupción, pero fue como alcalde de Bogotá donde proyectó su candidatura con una gestión no exenta de polémicas.

Petro nació en Ciénaga de Oro, en el caribeño departamento de Córdoba, el 19 de abril de 1960, exactamente diez años antes de la creación de la guerrilla Movimiento 19 de Abril (M-19), que marcaría su vida y trayectoria política. A los 17 años se vinculó al M-19 donde adoptó el alias de “Aureliano”, por el personaje del coronel Aureliano Buendía de la novela de Gabriel García Márquez “Cien años de soledad”.

Por su militancia guerrillera estuvo encarcelado dos años y se integró de lleno a la vida política tras la desmovilización del M-19 gracias al acuerdo de paz firmado en 1990 con el Gobierno de Virgilio Barco. Eso no le impidió concluir sus estudios de Economía en la Universidad Externado de Colombia, en Bogotá, que complementó con otros de Medio Ambiente y Desarrollo Poblacional en la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica). De regreso a la legalidad escaló posiciones en la política hasta llegar a la Cámara de Representantes en dos periodos (1991-1994 y 1998-2006) y senador (2006-2010). También fue primer secretario de la embajada de Colombia en Bélgica, entre 1994 y 1996, periodo en que se vio obligado a salir del país por las amenazas de muerte en su contra en una época en que arreciaba la persecución a líderes de izquierda.

Principales propuestas

  • Respetar el acuerdo de paz firmado con las FARC y potenciar la reincorporación de los ex combatientes a la vida legal.
  • Continuar con las negociaciones con el ELN.
  • Sustituir los cultivos ilegales de forma voluntaria, eliminar la fumigación aérea y crear un modelo amigable con los campesinos.
  • Crear un modelo de abastecimiento alimentario para los venezolanos por medio de productos sembrados por campesinos colombianos.
  • Llevar a Nicolás Maduro ante la Convención Americana y denunciar en instancias internacionales la violación de los Derechos Humanos en Venezuela.
  • Potenciar la política internacional colombiana, para no estar “a la subordinación de EEUU por su apoyo en la lucha contra las drogas”.
  • Alejarse del modelo económico de extracción de petróleo y carbón y migrar a una agricultura sostenible y ecológica.

GERMÁN VARGAS LLERAS

El candidato de Cambio Radical, el Partido Social de Unidad Nacional (colectividades de centro-derecha que forman la actual coalición de Gobierno que respalda a Santos) y de un sector del Partido Conservador, nació en Bogotá el 19 de febrero de 1962 y es nieto del ex presidente Carlos Lleras Restrepo (1966-1970).

Abogado de la Universidad del Rosario ha sido concejal del municipio de Bojacá, congresista y ministro del Interior y Justicia, así como de Vivienda. En 2014 fue elegido vicepresidente como compañero de fórmula de Santos, cargo al que renunció el año pasado para encarar su campaña presidencial.

Después de haber tenido el liderazgo en el primer semestre de 2017, ha bajado en intención de voto. Vargas Lleras atrae a los factores tradicionales del poder, encabezados por las maquinarias de los partidos –no solo la del suyo, Cambio Radical- pero va en contravía del discurso de moda que critica la política tradicional. Y centraliza críticas por aceptar adhesiones de políticos en las regiones que han tenido problemas con la justicia.

En la baraja de presidenciables nadie ha participado –ni ganado- en tantas elecciones como él. Su amplia experiencia le ha dejado un conocimiento profundo sobre el país y en los cargos públicos que ha ocupado ha construido una imagen de ejecutor eficaz. Ha sido un funcionario que produce resultados.

Principales propuestas

  • Respetar el acuerdo de paz con las FARC pero revisar algunos puntos que mejoren la lucha contra los cultivos ilícitos.
  • Condicionar la continuidad de la negociación de paz con el ELN a que cese sus ataques a la comunidad y fuerza pública.
  • Erradicar los cultivos ilícitos de forma forzada.
  • Implementar drásticas medidas migratorias, pues dice que los venezolanos que están en el país saturan el sistema.
  • Romper relaciones con Venezuela.
  • Preservar las relaciones con EEUU cualquiera que sea su presidente.
  • Tramitar una reforma de jubilación y tributaria.

SERGIO FAJARDO

Casi 62 años de vida le han valido a Sergio Fajardo para ser matemático, profesor, deportista y periodista; ahora aspira a ser el antídoto a la polarización política que vive Colombia y convertirse en el próximo presidente del país.

Fajardo, nacido en Medellín en 1956, aplica su formación de base, las matemáticas, a su pasión tardía, la política, y asegura tener la fórmula para gobernar el país: “Coherencia + Consistencia = Confianza”.

Como candidato de la centrista Coalición Colombia, expone sus propuestas con las maneras de un profesor apasionado por su materia; en su caso, priorizar la educación, luchar contra la corrupción y mantener el acuerdo de paz firmado con la antigua guerrilla de las FARC. Por ello se presenta como una alternativa a la polarización política que enciende el país en esta contienda electoral, en la que las encuestas pronostican que el uribista Iván Duque y el izquierdista Gustavo Petro sean los más votados el 27 de mayo y pasen a la segunda vuelta el 17 de junio.

Sin embargo, esta equidistancia le ha valido la mala fama de tibio y de tener propuestas poco concretas, algo que se refleja en las encuestas, que lo sitúan en tercer lugar con alrededor del 15 % de las intenciones de voto. Antes de entrar en la arena pública fue profesor y director de investigación en centros de renombre como la Universidad de Los Andes, la Universidad Nacional de Colombia o la Universidad de Wisconsin Madison en Estados Unidos. Dio los primeros pasos en política al integrar la Comisión Facilitadora de Paz de Antioquia, su departamento de origen.

Principales propuestas

  • Respetar el acuerdo de paz con las FARC y promover una cultura de reconciliación.
  • Condicionar la continuidad de la negociación de paz con el ELN a que cese sus ataques a la comunidad y fuerza pública.
  • Implementar una sustitución de cultivos voluntaria acompañada de un modelo que permita a los campesinos sembrar otros productos.
  • Denunciar a Nicolás Maduro ante la comunidad internacional por crear una “dictadura del siglo XXI”.
  • Reforzar los controles para ingresar al país con el fin de prevenir la delincuencia que proviene de Venezuela.
  • Diversificar las exportaciones y reducir la extracción de carbón para proteger la biodiversidad.
  • Brindar oportunidades a jóvenes recién egresados de colegios y universidades para cerrar brechas de desigualdad.

HUMBERTO DE LA CALLE

El candidato del Partido Liberal (socialdemócrata) nació el 14 de julio de 1946 en el municipio de Manzanares. Abogado por la Universidad de Caldas, empezó su carrera pública en 1982 como director de la Registraduría Nacional del Estado Civil.

Fue ministro de Gobierno en la presidencia de César Gaviria (1990-1994) y en 1994 fue elegido vicepresidente como compañero de fórmula del liberal Ernesto Samper, quien gobernó hasta 1998.

Empero, renunció antes de cumplir el periodo por profundas diferencias con Samper. Entre 2012 y 2016 se desempeñó como jefe del equipo negociador del Gobierno en el proceso de paz con la ahora ex guerrilla de las FARC.

Principales propuestas

  • Cumplir el acuerdo de paz con las FARC, firmado bajo su liderazgo, y buscar uno con el ELN.
  • Implementar la erradicación voluntaria de cultivos ilícitos, y hacerlo de forma forzada cuando el campesino se resista.
  • Potenciar la labor de la Cancillería en la frontera para mayor control migratorio, sin olvidar la atención “humanitaria, generosa y altruista” para con los venezolanos.
  • Romper relaciones con Venezuela.
  • Mantener a EEUU como un aliado estratégico en diversos temas, en especial la lucha contra las drogas.
  • Potenciar el turismo y la agroindustria gracias a la paz.
  • Evitar que la economía del país dependa de los combustibles fósiles y reducir el empleo informal.

EFE Y DPA

Comments

Comments are closed.