Pasa en Venezuela

Venezuela de la bonanza petrolera a la crisis económica

0

El próximo 20 de mayo el actual presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, buscará la reelección frente a un sistema de Gobierno que ya cumple casi dos décadas al mando y ha sumido al país en la peor crisis que ha vivido en su historia.

El panorama se evidencia dentro del período de campaña electoral en comparación con el de hace cinco años, cuando las caravanas y camiones de sonido atraían a multitudes de personas.

El dólar se cotizaba en 100$ por barril y el auge petrolero le aseguró una victoria a Nicolás Maduro en el 2013. Actualmente, la economía se ve afectada por el declive del crudo en 67$ por barril, un voto que se presume ha sido manipulado y las amenazas de Estados Unidos de continuar con las sanciones en caso de que se realicen estos comicios.

Ciudadanos desmotivados

El boicot perpetrado por parte de la oposición al considerar estas elecciones de “ilegítimas”, aunado a la lucha diaria de los venezolanos de comprar alimentos, los mantiene desmotivados y desmoralizados, según reseña el portal estadounidense Bloomberg.

“Lo que hay es tristeza”, aseveró Luis Sánchez Nieto, de 63 años de edad, un técnico de procesador de textos jubilado que con el ingreso mensual que recibe por la pensión le alcanza solo para un pollo crudo.

Preocupación en la región

Antonio Guterres, secretario general de las Naciones Unidas, se manifestó “extremadamente preocupado” porque las elecciones generen un derramamiento de migrantes hacia países de la región.

“Obviamente es una gran preocupación para todos los países que nos rodean”, señaló.

Desde el año 1958, Venezuela se convirtió durante décadas en una de las principales democracias del continente suramericano, en medio de una bonanza petrolera que contribuyó en el financiamiento para obras públicas, infraestructura e importaciones a bajo costo para su ciudadanía.

Llegada del chavismo

Durante su mandato, el difunto ex presidente Hugo Chávez destinó los ingresos petroleros a programas sociales como clínicas médicas y viviendas gratuitas, además de la nacionalización de grandes y múltiples sectores de la economía.

Tras su muerte en el año 2013 y una mala gestión de los recursos del país, más una caída en los precios del petróleo, Venezuela se ha visto inmersa en enormes deudas externas y complejos controles de cambio.

“Lo asombroso de Venezuela bajo Maduro es la profundidad de lo que el gobierno está dispuesto a sacrificar el bienestar del país para evitar reconocer las fallas del régimen y mantener el poder”, analizó Jennifer McCoy, politóloga de la Universidad Estatal de Georgia.

Para leer la nota completa, haga click, aquí.

Comments

Comments are closed.