Ecuador gastó millones en proteger a Assange: podría haber pistas de los emails de Hillary

La revista digital ecuatoriana “Plan V” asegura  hoy que el Gobierno de Ecuador gastó cerca de seis millones de dólares en “inteligencia secreta” para proteger al fundador del portal de denuncias Wikileaks, Julian Assange, quien se encuentra asilado en la embajada ecuatoriana en Londres desde 2012.

“Cifras revisadas por nuestro equipo de investigación configuran un rubro total aproximado de casi seis millones de dólares, gastados en el huésped (Assange) entre agosto de 2012 y marzo de 2018”, señala el medio.

Según la revista “con todas las protecciones garantizadas por Ecuador, el “hacker” hizo de la embajada un cuarto de guerra para el espionaje internacional. Su habitación y otras áreas a las que tiene acceso fueron convertidas en un “hotel” donde recibió visitas de todo el mundo, entre periodistas, líderes sececionistas, poderosos empresarios, personas vinculadas al Kremlin, impulsores del bitcoin, del Brexit y visitas sentimentales”.

“Operación hotel”

Su dato es extraído de un informe de gastos de la Secretaría Nacional de Inteligencia de Ecuador (Senain) del que se establece que el Gobierno vigila a Assange desde una casa clandestina ubicada cerca a la legación diplomática en Londres en donde permanecían investigadores de las empresas ecuatoriana Blue Cell Seguridad, italiana Promo Security y otra española, cuyo nombre no se difundió.

El rastreo de Assange se da bajo la denominación de “Operación Hotel” y registraba “minuto a minuto” la vida del periodista australiano, relata la revista online “Plan V”.

“Desde la visita del dentista Monik Nasan para extracción de un diente, la utilización del hueco de la escalera para atender llamadas largas, la hora en que fuma su pipa, la sospechosa acción de James, el asistente, que el 31 de enero de 2018 salió con un colgante lleno de pendrives y al regresar no los tenía, sin soslayar las visitas sentimentales”, detalla uno de los documentos obtenidos por la revista digital.

Un activista enfrentado a Correa

En la investigación participa el activista Fernando Villavicencio con apoyo de Cristina Solórzano y la colaboración de redactores del diario británico “The Guardian”.

Villavicencio, activista social ecuatoriano, fue enjuiciado por el ex presidente Rafael Correa, acusado de haber intervenido el correo personal del mandatario, lo que lo llevó a tener una vida clandestina en Ecuador y salir a Perú para no ser detenido hasta que la Justicia falló a su favor.

El dinero invertido en todos los actos del creador de Wikileaks significó en promedio un egreso mensual de 66.000 dólares para los rubros de monitoreo y vigilancia, pasajes aéreos, operaciones de inteligencia y contrainteligencia, arriendo y otros gastos no especificados, se deduce de la filtración.

La investigación publicada por la revista “Plan V” no ha tenido ninguna reacción hasta el momento en Ecuador.

El asilo que le concedió Correa

La Senain, creada en 2009 por Correa, está en vías de desaparición conforme lo anunció el actual mandatario, Lenín Moreno, quien consideró que la entidad sirvió para vigilar y atacar a los opositores políticos de la anterior administración.

Correa concedió asilo diplomático a Assange en agosto de 2012 al compartir los temores del ciberactivista por su vida, ya que podría llegar a ser extraditado a Estados Unidos, país que le puede procesar y hasta sancionar con pena capital, por haber revelado información comprometedora de ese país en las guerras de Irak y Afganistán.

Reino Unido se ha negado a otorgar un salvoconducto a Assange para que pueda viajar a Ecuador y por el contrario señaló que sería apresado apenas ponga un pie fuera de la sede diplomática.

La Justicia británica tiene orden de detención contra Assange por haber burlado un arresto domiciliario mientras se ventilaba en Suecia un inicio de juicio por presuntos delitos sexuales, acusaciones que en ese país ya fueron archivadas.

Los e-mails de Hillary

En su cuenta de Twitter, Wikileaks, la organización fundada por Assange, tildó la información  de “libelo en la línea de la actual arremetida de los gobiernos del Reino Unido y Estados Unidos contra Assange”, negó que Assange penetrara en el sistema informático de la embajada y anunció que demandará al diario.

El actual presidente Lenin Moreno considera “un problema heredado” la presencia de Assange, y esta investigación podría darle nuevos argumentos.

El diario británico The Guardian sostiene que Assange acabó creando su propio acceso a internet por satélite y penetró en el cortafuegos informático de la legación, dándole la posibilidad de vigilar las comunicaciones oficiales y personales del personal.

The Guardian apunta que la existencia de el registro detallado de visitantes de la embajada podría ayudar a descubrir quién dio a Assange los emails de la campaña  demócrata estadounidense de Hillary Clinton, una información que seguramente interesaría al fiscal Robert Mueller, que investiga la posible interferencia rusas en las elecciones de 2016 que ganó Donald Trump.

Cada mes, Correa recibía esa lista de visitas. Según The Guardian, el entonces ministro de Relaciones Exteriores, Ricardo Patiño, también aprobó la operación.

Lo + leído

Síganos en

Síguenos en las redes: publicamos avances y notas exclusivas en ellas.