Pasa en Venezuela

La cara de la crisis: “O compro pan o jabón para lavar”

0

Los elevados costos en insumos de primera necesidad dentro del mercado venezolano lleva a la difícil disyuntiva entre comer o comprar otros artículos básicos, como higiene personal o medicinas.

Tal es el caso de Diosdad Pereira, una mujer viuda de 75 años edad, clase media y residenciada en el este de Caracas. A pesar de encontrarse en una zona que tiempo atrás era considerada de alto poder adquisitivo, asegura que su pensión y la que recibe por su difunto esposo no le alcanza para cubrir todas sus necesidades.

“La carne es incomprable, el pollo está en algunas partes en Bs. 1.300.000 el kilo. Todo está caro, el jabón ni se diga. La semana pasada estaba en Bs. 2.050.000, casi que me da un ‘soponcio’ cuando vi ese precio. Había cobrado la pensión y tuve que llamar a mi hijo para que me completara para poder comprarlo”, dijo angustiada.

Debido a los estragos que causa la inflación en la economía de este país, Diosdada ha tenido que alterar su manera de alimentarse.

“Ya casi no puedo comprar queso, ahora compro a la semana 200 gramos y lo como de a poquito para que me rinda, ni siquiera puedo ponerle mantequilla porque es muy cara. En la mañana me tomo una avena o un café con pan tostado. A mediodía como, y como bien. Hago dos comidas buenas en el día para que no se me acabe tan rápido”, agregó.

Tras el recorrido de Diosdada por el supermercado, logró salir con tres artículos en mano por los que pagó Bs. 4.500.000.

Aunque el salario mínimo actual en Venezuela es de Bs. 2.555.500, Diosadada explica que con lo que recibe por ambas pensiones no llega ni siquiera a eso.

“Por la pensión de mi esposo, como sobreviviente, me pagan Bs. 400.000 al mes, y por la mía Bs. 500.000. Como te digo, compro pan o compro jabón para lavar. Las verduras son incomprables. Por un plátano te cobran Bs. 200.000, con ese poco de ceros estoy confundida”, declaró a Infobae.

El caso se repite en todos los artículos que integran la canasta básica familiar. Como ejemplo, el costo de una bolsa de cinco kilos de jabón para lavar ropa duplica el salario mínimo, y un litro de aceite incrementó su valor en un 64% en tan solo cinco días.

De acuerdo con el economista Asdrúbal Oliveros, el aumento de sueldo decretado por el presidente Nicolás Maduro era necesario. Sin embargo, considera que se torna contraproducente cuando no va acompañado de medidas que ataquen el problema real que es la inflación.

“De alguna manera, se va a disolver -el salario- y lo que va a generar es un incremento mucho más agresivo en los precios, por lo que la gente va a tener una pérdida del poder adquisitivo, porque los precios van a crecer mucho más rápido de lo que crecen sus sueldos”, explicó.

Para leer la nota completa, haga click aquí.

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published.