Mundo

6 claves del nuevo Gobierno que mañana se elegirá en Catalunya

0

El independentista Quim Torra será elegido mañana lunes presidente del Gobierno en Cataluña, lo que pondrá fin a casi medio año de parálisis política derivada de la crisis abierta por el plan soberanista en la región. Seis claves sobre el nuevo escenario que abre la investidura:

¿Por qué no hay aún Gobierno en Cataluña?

El Ejecutivo regional de Carles Puigdemont fue destituido el 27 de octubre por el Gobierno español de Mariano Rajoy después de que el Parlamento catalán aprobara ese mismo día crear una república independiente. Desde entonces, el Gobierno de la región nororiental está intervenido por el Estado central y controlado desde Madrid.

Los partidos independentistas sumaron mayoría absoluta en las elecciones autonómicas celebradas el 21 de diciembre, pero no pudieron formar Gobierno hasta ahora porque apostaron en cuatro ocasiones por candidatos a presidente procesados que no podían asistir a la investidura por estar presos o prófugos de la Justicia.

¿Por qué se destrabó ahora la situación?

Puigdemont, que se encuentra fugado desde fines de octubre y espera en Berlín que la Justicia alemana decida si lo entrega a España, designó el jueves pasado a Quim Torra candidato a “president”. A diferencia de los anteriores aspirantes, el diputado de Junts per Catalunya (JxCat) no está procesado y puede asistir a la investidura.

Torra no logró la mayoría absoluta necesaria en el primer pleno de investidura celebrado el sábado, pero en el segundo, mañana lunes, le bastará con una mayoría simple (más votos a favor que en contra), que tiene virtualmente asegurada. Cataluña volverá a tener Gobierno más de seis meses después de que su autonomía fuese intervenida por Madrid a fines de octubre.

¿Es segura la investidura de Torra?

La larga crisis abierta por el plan independentista en Cataluña se caracterizó por giros inesperados de guion, y la posible investidura de Torra no fue una excepción.

El pequeño y decisivo partido antisistema Candidatura de Unidad Popular (CUP) sopesó votar en contra del candidato, lo que habría frustrado su investidura y abocado a Cataluña a nuevas elecciones, pero hoy resolvió en asamblea mantener su abstención, lo que garantiza finalmente la formación de Gobierno.

¿Qué perfil tiene Torra?

Ex presidente de la influyente entidad civil independentista Òmnium Cultural y candidato número 11 en lista de JxCat en las elecciones del 21 de diciembre, el abogado y escritor de 55 años fue un encendido activista por la independencia de Cataluña y está considerado un hombre fiel a Puigdemont.

Era un nombre casi desconocido para la opinión pública hasta que Puigdemont lo designó el jueves como candidato. La prensa recuperó de inmediato varios tuits y artículos antiguos en los que Torra dejaba clara su convicción independentista con agresivos comentarios a España tachados de “xenófobos” por sus críticos.

¿Qué puede esperarse de su Gobierno?

En su discurso de investidura durante el primer pleno el sábado, Torra prometió seguir adelante con el plan independentista que abrió una grave crisis en España y anunció un proceso para crear una Constitución catalana, desafiando así abiertamente al Estado central.

Torra se definió además como un presidente provisional hasta que pueda investirse a Puigdemont, a quien consideró el “presidente legítimo” pese a que fue destituido por el Gobierno español a fines de octubre para frenar la escalada secesionista.

El tono confrontativo y la apuesta por la unilateralidad de Torra devolvieron la tensión al Parlamento catalán, donde las fuerzas no independentistas lo acusaron de “incendiario” y “nacionalista excluyente” por olvidar que media población catalana rechaza la ruptura con España.

¿Cómo reaccionará el Gobierno español?

El primer efecto concreto del nombramiento de Torra será que Madrid levantará la intervención de la autonomía de Cataluña al volver al contar la región con un Gobierno legítimo. A partir de entonces se abrirá en España un nuevo escenario rodeado de interrogantes.

Rajoy se mostró dispuesto a abrir “un proceso de diálogo” con el nuevo Gobierno catalán y a hablar “sin más límite que lo establecido en la ley”. El perfil radical de Torra y la sombra de Puigdemont ponen por el momento en duda la viabilidad de ese diálogo.

DPA

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published.