Pasa en Venezuela

¿Qué puede ganar Maduro en el conflicto EEUU – Irán?

0

Ya pasaron los tiempos de la pareja de Hugo Chávez y Mahmud Ahmadineyad que incomodaba al imperio en sus narices, pero ahora el presidente Nicolás Maduro busca obtener algún rédito al criticar la salida de Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán.

Venezuela, potencia energética venida a menos, es uno de los principales aliados de Irán en América Latina y en los últimos años bajó los decibeles sobre el tema nuclear de Irán.

El resultado previsible del desacuerdo de Washington y Teherán es el incremento del precio del barril petrolero, aunque Venezuela podría dejar pasar la oportunidad de mejores ingresos petroleros por la sostenida caída de su producción de crudo.

Sin embargo, Maduro, en plena campaña por la reelección en los cuestionados comicios del 20 de mayo, al menos se propone ganar titulares criticando la salida de Estados Unidos sobre el acuerdo nuclear.

Maduro, quien fue conductor de autobús, diputado y canciller por una década, se esfuerza por ganar espacio en los titulares en un momento crítico para su permanencia en la presidencia en el juego de poder entre Estados Unidos, Rusia e Irán.

Comunicado venezolano

Esta semana, Caracas manifestó su rechazo a la salida de Washington del acuerdo nuclear con Irán, a la que calificó como “injustificable y errática”.

La Cancillería cuestionó la decisión del mandatario estadounidense Donald Trump de retirar a su país del plan conjunto de acción integral, que fue suscrito en julio de 2015 entre Irán y otros seis países.

En un comunicado, Carcas calificó a la medida de la administración Trump como “un paso injustificable, indeseado y errático”, y reiteró su “profunda amistad y solidaridad con el pueblo y Gobierno iraní”. Asimismo, pidió “que el supremo valor de la paz y el respeto a la soberanía de la República Islámica de Irán sean el sustento de las soluciones por construir entre las partes involucradas”.

Relaciones Venezuela – Irán

Venezuela creó estrechos lazos con Irán desde el Gobierno del fallecido Chávez (1999-2013), concretados en proyectos energéticos, mineros e industriales.

En un tiempo, Chávez aparecía en su programa de radio y televisión “Aló presidente” sobre una bicicleta, bromeando que con Irán construyó una fábrica de “bicicletas atómicas” en Venezuela.

Con Ahmadineyad firmó decenas de acuerdos de cooperación, incluyendo una ensambladora de autos, una fábrica de bicicletas, además de una compañía mixta de explotación minera.

Los proyectos cayeron en un profundo secreto y durante el Gobierno de Maduro desaparecieron de la vista pública. Sin embargo, Maduro hizo de Teherán una escala regular en sus viajes hacia Rusia, aunque con el gobernante Hassan Rohani nunca alcanzó la estridencia del dúo Chávez-Ahmadineyad.

Efectos en el mercado petrolero

Sin embargo, Maduro sabe que la crisis que provocará el desplome del acuerdo nuclear con Irán afectará el mercado petrolero, que en un ciclo normal impulsaría hacia arriba el precio del barril petrolero.

Analistas estiman que durante 2018 saldrán del mercado unos 800.000 barriles de petróleo de Irán, lo que representaría para Venezuela una oportunidad de recuperar mercados.

Sin embargo, la producción de crudo en Venezuela viene de una caída de 3,2 millones de barriles diarios en 2012 a 1,4 millones en la actualidad.

En medio de la caída del bombeo petrolero, la economía venezolana marcha en pleno colapso, agravada por los reclamos de la firma estadounidense Conoco-Phillis por una demanda por la nacionalización de dos proyectos suyos en 2007, de la cual reclama al menos 2.000 millones de dólares.

El diputado Ángel Alvarado, de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional (Congreso), dijo que el país está quebrado. “El único mercado petrolero es Estados Unidos”, dijo sobre el principal mercado de Venezuela, al que le envía unos 500.000 barriles diarios.

La profesora universitaria Elsa Cadozo, especialista en asuntos internacionales, dijo que los proyectos conjuntos de Venezuela e Irán están cubiertos con un manto de secreto.

“No creo que la salida de Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán tenga un efecto importante para Venezuela, por su caída de la producción”, declaró a la dpa.

Sin embargo, admitió que el Gobierno “busca espacio internacional donde hacer ruido, aumentar su audiencia para moverse (en un momento electoral)”.

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published.