Pasa en Venezuela

El País: Así ocultaron su botín los saqueadores de Pdvsa

0

Apenas dos semanas después de que la magistrada Canòlic Mingorance ordenara el bloqueo de las cuentas bancarias del grupo de exviceministros de Hugo Chávez implicados en la trama de desfalco de 2.000 millones de dólares de Pdvsa en Andorra, sus cabecillas diseñaron un plan B para seguir cobrando comisiones en otros paraísos fiscales, según documentación a la que tuvo acceso El País.

El grupo maniobró en diciembre de 2012 para que compañías chinas agraciadas por las adjudicaciones de Pdvsa abonaran sus comisiones en Panamá tras el bloqueo en Andorra, reseñó el diario español.

Para tales fines, la red contó con la ayuda de un alto ejecutivo de la Banca Privada d’Andorra (BPA) que ofreció a los investigados abrir cuentas en Panamá.

Diego Salazar, un venezolano que logró contratos millonarios de compañías chinas beneficiadas por Pdvsa gracias presuntamente a su primo, el exministro Rafael Ramírez, tuvo en la dirección de la BPA a uno de sus mejores aliados: Pablo Laplana, que en 2012 era director de la división internacional de la BPA y ofreció a Salazar que las empresas asiáticas beneficiadas por los contratos de la petrolera estatal venezolana pagaran sus comisiones en un banco de la entidad andorrana en Panamá.

En conversaciones telefónicas grabadas por la Policía de Andorra se demuestra cómo el que fuera mano derecha y director financiero de Salazar, Luis Mariano Rodríguez, llamó el 14 de diciembre de 2012 al entonces directivo de la BPA Pablo Laplana.

Así fue la conversación:

[padding right=”10%” left=”10%”]- Pablo Laplana: ¿Quieres que investigue la posibilidad de abrírtelo en Panamá?

– Luis Mariano Rodríguez: ¿Crees que será posible?

– P. L.: Yo creo que sí…pero déjamelo que te lo indago el lunes. Nosotros tenemos BPA, un banco en Panamá

– L. M. R.: BPA, un banco en Panamá.

– P. L.: ¡Claro un banco en Panamá![/padding]

Rodríguez aceptó la propuesta de Laplana, que le recomendó el país centroamericano frente a Suiza, donde los controles serían más estrictos. “Por si los suizos, que son muy suizos, se ponen cuadriculados, yo miro la posibilidad de abrírtelo en Panamá”, dijo.

“Aquello es otra jurisdicción… , pero es el mismo banco. La parte de compliance (cumplimiento) ya la tienes pasada, sencillamente es otra jurisdicción y estás protegido por Panamá, no tiene nada que ver con Andorra”, insistió Laplana, convenciendo a su interlocutor.

Para leer la nota completa en El País, haga clic aquí.

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published.