Pasa en Venezuela

Dos obispos narran la “inimaginable tragedia” que vive Venezuela

1

Diariamente miles de venezolanos cruzan las fronteras buscando alimentos y medicinas que no logran adquirir en su territorio. Muchos transeúntes realizan estas travesías para volver a sus hogares y repetir el viaje al menos una vez al mes, mientras que muchos otros han elegido irse con poco más que la ropa que llevan puesta, buscando una mejor calidad de vida.

La crisis se agudiza para mediados del año 2018 y el diagnostico por parte de los obispos venezolanos aparenta ser poco alentador. Jaime José Villarroel Rodríguez y Enrique Pérez Lavado, de Carúpano y Maturín respectivamente, aseguran que la situación que viven los ciudadanos no solo es “catastrófica” sino principalmente generada por un “gobierno delincuencial”.

Ambos eclesiásticos alegan que los estragos en la sociedad y el sector económico no parecen tener fin. “Tenemos una tragedia de dimensiones inimaginable. En este momento la situación de la falta de alimentos se ha agravado, más del 80 por ciento de las personas viven en pobreza y más del 20 por ciento padece pobreza extrema”, denunció Rodríguez.

La falta de medicamentos y tratamientos en los principales centros asistenciales es otro punto alarmante en el amanecer del venezolano.

“La falta de medicinas es una calamidad, porque las personas mueren por eso. El año pasado más de 22 mil recién nacidos fallecieron y se registraron más de 700 mil casos de malaria o paludismo”, comentó el obispo, según lo reseñado por Lastampa.

Por su parte, Lavado, aseveró que la causa principal de los problema que aquejan a los ciudadanos, es la “falta de preocupación” por parte de los dirigentes políticos del Gobierno.

“Es una palabra muy grave, pero ya la situación ha alcanzado niveles de aniquilación hacia el pueblo venezolano. La gente está huyendo del país, es un asunto de supervivencia. No sabemos entonces qué busca esta gente. Quizás desde afuera es difícil comprender que no se trata de una dictadura política ni militar sino del ejercicio de una verdadera delincuencia”, sentenció.

En este sentido, Rodríguez aseguró que la iglesia venezolana ha emprendido una misión de acompañamiento hacia la población en la medida de las posibilidades de las parroquias y oficinas, las cuales abren cada vez más comedores comunales y buscan brindar medicinas y asistencia a los enfermos.

“Poco a poco estamos sobreviviendo. El pueblo se las ingenia, a veces debe buscar en la basura la comida o comer mal porque no hay otra salida”, alegó el religioso.

Con respecto a la participación del vaticano y el alto pontífice, el Papa Francisco, ante la crisis venezolana, Enrique Pérez Lavado, indicó que a pesar de que el “diálogo” siempre ha estado en la mesa y se mantiene contactos entre delegados el Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam) y personeros del gobierno, no considera que actualmente exista una acción “factible” ante la negativa del Gobierno a una solución real.

“Nosotros no perdemos la esperanza de que podamos superar esta tragedia. ¿Cuándo va a ser? No sabemos. Pero igual luchamos, trabajamos, estamos junto al pueblo, no nos dejamos vencer por el desánimo y por estas situaciones tan difíciles, que parecen imposibles de superar en este momento. Nuestro mensaje siempre es de esperanza, no de gente derrotada”, concluyó.

1 comment

  1. Invitar a la feligresía a participar en la consulta popular de todos los estratos sociales y organizacionales sobre la formal solicitud de renuncia escrita de Nicolas Maduro y su gabinete que prontamente se implementará desde el FAVL a nivel nacional, incluida la feligresia que asiste a los templos, es el aporte vital que debe ofrecer la Iglesia para contener esta debacle .

Leave a reply

Your email address will not be published.