Lifestyle

Así es la dieta nórdica que recomienda la OMS

0

Un nuevo estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), alega que tener un estilo de vida saludable e implementar una dieta Mediterránea o Nórdica, podría rebajar considerablemente la tasa de mortalidad por causa del cáncer, la diabetes y las enfermedades coronaria.

Este estudio inició como una investigación para buscar soluciones al alarmante índice de obesidad en muchos países del mundo.

La evaluación previa de los involucrados estimó que la obesidad interviene en uno de cada 20 casos de cáncer en América Latina y el Caribe.

“La obesidad está matando más personas que el narcotráfico, el crimen, la violencia y los conflictos en nuestra región”, informó el documento preliminar.

Por este motivo, tras una serie de evaluaciones ante el estilo de vida de diferentes sectores del mundo, se llegó a la conclusión de que la dieta Mediterránea y la dieta Nórdica, son fundamentales para bajar el colesterol en la sangre, disminuir peso y prevenir enfermedades mortales.

La dieta mediterránea es rica en vegetales, frutas, nueces, cereales y aceite de oliva. Además contienen algo de proteína animal como el pescado o el pollo y poseen un consumo bajo de lácteos, carne roja y alimentos procesados. La dieta nórdica es muy parecida.

Esta deliciosa y saludable dieta, se enfoca más en los frutos rojos, legumbres, granos enteros y pescado grasos, mayormente asados y poco procesados.

En este sentido, el estudio reveló que los alimentos que son comunes o tradicionales en Suecia, Noruega, Finlandia, Islandia y Dinamarca, son en general de nutrientes bajos en grasa.

Los frutos del bosque, como las fresas y moras, son protectores del corazón y un elemento central de la dieta nórdica; productos como centeno, cebada y avena; vegetales como Col, patatas, brócoli, repollitos de bruselas, remolacha, nabos y zanahorias; legumbres como frijoles y arvejas; semillas comestibles, como las de girasol y sésamo; algas; pescados como el arenque, el salmón y la caballa, y mariscos, abarcan perfectamente un estilo de vida saludable al estilo nórdico, según lo reseñado por Harvard Heart Letter

La virtud del consumo de aceites de oliva y de canola, también marca la diferencia en el consumo de grasas, al ser ricos en grasas monoinsaturada, por lo que se concluyó que en cantidades moderadas es saludable al contener minerales alfa-linolénico, un ácido graso de origen vegetal similar a los del omega-3.

El aceite de canola tiene los mismos beneficios que el de oliva, con menos calorías

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published.