Mundo

Mike Pence hablará en la OEA y pedirá más presión sobre Maduro

0

 

Dentro de una semana, el lunes 7 de mayo,  el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, pronunciará un discurso en la sede de la OEA en Washington en el que se prevé que pida un incremento de la presión sobre Maduro.

 

Desde febrero, cuando el consejo permanente aprobó una resolución instando a Maduro a cancelar las elecciones presidenciales y presentar un “nuevo calendario” para unos comicios “con todas las garantías” democráticas, no se había vuelto a abordar el tema venezolano en la OEA hasta la sesión que se celebró ayer para tratar la crisis humanitaria.

Ahora se encadenan dos sesiones en las que Venezuela vuelve a ser la protagonista. El discurso de Pence la semana que viene será el primero de un vicepresidente de Estados Unidos desde 1994, cuando habló allí el demócrata Al Gore (1993-2001).

Estados Unidos pretende mantener activo el debate en la organización pese a que los países aliados con Venezuela impiden la aprobación de una resolución al respecto, según admitió ayer el subsecretario de Estado adjunto para América Latina, Michael J. Fitzpatrick, en una intervención en un “think tank” de Washington.

La administración republicana ha impuesto a lo largo del último año varias rondas de sanciones a altos funcionarios del entorno político de Maduro, incluido él mismo, y ha animado a la comunidad internacional a tomar medidas similares.

La gran incógnita es qué paso dará Trump una vez se celebren los comicios presidenciales el próximo 20 de mayo en Venezuela. Sobre la mesa mantiene desde hace un año la opción de un embargo petrolero a Venezuela.

El anterior secretario de Estado, Rex Tillerson, intentó allanar el camino para imponerlo al comprometerse en febrero a que Washington tomaría en consideración el impacto que esa medida tendría en los países del Caribe que reciben petróleo de Venezuela a bajo coste y a buscar vías para apoyarlos si se llegara a aplicar.

Almagro pidió ayer a los miembros de la OEA más sanciones “y más duras” contra Maduro y su entorno.

El Gobierno de Venezuela ve estos pasos como una preparación del terreno para un futuro intento de derrocamiento del mandatario. “Se está construyendo un caso de intervención en Venezuela”, aseguró en la OEA el viceministro venezolano para América del Norte, Samuel Moncada.

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published.