Sin Categoría

Crónica del acoso policial a ETA que ha termina con su disolución

0

La disolución que ETA anunció para esta semana llega 13 meses después de su desarme y tras numerosos golpes policiales que el grupo armado vasco sufrió desde que decidió el “cese definitivo” de la violencia en 2011. Una crónica de lo ocurrido los últimos seis años y medio:

20 de octubre de 2011: ETA anuncia el “cese definitivo” de la violencia tras medio siglo de atentados y 853 víctimas mortales -según cifras del Ministerio del Interior español- en su lucha por la independencia del País Vasco. Sin embargo, no entrega las armas ni se disuelve.

Febrero de 2013: Noruega expulsa a una delegación de etarras que se habían instalado en el país en 2011 con la intención de negociar con Francia y España el desarme. Tanto Madrid como París se negaron siempre a dialogar sobre contrapartidas por la entrega de las armas.

21 de febrero de 2014: ETA escenifica un supuesto desarme ante la Comisión Internacional de Verificación creada en 2011. Sin embargo, se trata de unas pocas armas que luego son devueltas al grupo.

8 de julio de 2015: Xabier Goienechea e Iñaki Reta de Frutos, jefes del llamado departamento técnico-logístico de ETA, son detenidos en Francia.

22 de septiembre de 2015: Una operación conjunta de las fuerzas de seguridad de España y Francia en este país acaba con la cúpula de ETA gracias a la detención de David Pla, jefe del grupo y uno de los encapuchados que leyó el comunicado del cese de la violencia, y de Iratxe Sorzabal. El entonces ministro del Interior español, Jorge Fernández Díaz, lo considera “el acta de defunción de ETA”.

1 de marzo de 2016: Sale de prisión Arnaldo Otegi tras seis años y medio en la cárcel por intentar reconstruir Batasuna, el ilegalizado brazo político de ETA.

12 de octubre de 2016: La Policía francesa encuentra un escondite de ETA en un bosque con 145 armas cortas y dos fusiles. Es el mayor arsenal del grupo descubierto en más de diez años.

5 de noviembre de 2016: La Policía francesa detiene a Mikel Irastorza, considerado máximo dirigente de ETA, en una casa de Ascain, en el País Vasco francés.

17 de diciembre de 2016: Las fuerzas de seguridad francesas y españolas detienen a cinco personas en Francia y desmantelan un depósito con armas y explosivos destinados al parecer a escenificar otra vez el desarme del grupo.

8 de abril de 2017: La Comisión Internacional de Verificación (CIV) creada un mes antes del cese de la violencia en 2011 confirma que recibió de ETA la ubicación de sus escondites con armas en el sur de Francia y que transmitió esa información a las autoridades francesas. El paso equivale al desarme del grupo, según la CIV.

27 de octubre de 2017: La presión policial continúa y deriva en el arresto en Berlín de Mikel Barrios, considerado máximo responsable de las estructuras que aún le quedan a ETA, junto a otro joven del grupo. Es la última detención de relevancia hasta ahora.

19 de abril de 2018: Los grupos en los que ETA delegó la disolución confirman que se producirá a principios de mayo. Al día siguiente, el grupo difunde un comunicado en el que pide “perdón” por primera vez a las víctimas y reconoce el “daño causado”.

4 de mayo de 2018: Fecha prevista para una conferencia en la localidad de Cambo-les-Bains, sur de Francia, que servirá, al parecer, para que ETA anuncie oficialmente su disolución, según adelantaron los grupos que impulsan el proceso.

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published.