Mundo

Así secuestraron a los estudiantes disueltos en ácido en México

0

Tras más de un mes de incertidumbre e indignación, las autoridades mexicanas confirmaron el asesinato de los tres estudiantes de cine que permanecían desaparecidos en el estado de Jalisco, México, a manos del crimen organizado.

Los jóvenes Salomón Aceves Gastélum (25), Daniel Díaz (20) y Marco Ávalos (20) fueron secuestrados y torturados antes de su muerte y se habría intentado hacer desaparecer sus cuerpos disolviéndolos en ácido.

Las autoridades atribuyeron al cártel Jalisco Nueva Generación del asesinato de los tres estudiantes. La hipótesis de la Fiscalía  indicó que los narcotraficantes confundieron a los estudiantes con miembros del grupo rival Cartel Nueva Plaza, al verlos ocupar la cabaña que alguna vez sirvió como bodega de armamento y droga.

Sin embargo, organizaciones civiles y estudiantes dudan de la versión oficial y exigen a las autoridades que muestren las pruebas genéticas que los condujeron a esta conclusión.

Las pruebas en las que se basa la Fiscalía para confirmar el asesinato de los jóvenes se asientan principalmente en declaraciones de testigos y en la confesión de dos detenidos, reseñó el diario El País de España.

EL SECUESTRO

Los estudiantes fueron vistos por última vez el pasado 19 de marzo cuando regresaban a sus casas tras una filmación en la localidad de Tonalá, donde fueron interceptados por sujetos armados que se los llevaron por la fuerza en dos vehículos.

Los hombres armados sometieron a Javier Salomón Aceves Gastélum y a Marco Francisco García Ávalos, y los llevaron a una de las camionetas. Después, fueron a uno de los autos de los estudiantes y se llevaron a Jesús Daniel Díaz García, quien al parecer tenía una fractura.

Los estudiantes fueron trasladados a una casa, donde vivía Juan Carlos, a quien apodan “El Canzón”. En el lugar los jóvenes fueron interrogados para supuestamente obtener información del cártel Nueva Plaza.

En ninguna de las confesiones del expediente cuentan cómo fueron asesinados Marco y Daniel, pero según las declaraciones de dos de los detenidos, fue en esa misma casa donde murieron los tres. La Fiscalía solo encontró restos de sangre de Daniel en ese domicilio.

Para leer la nota completa por el medio pulse AQUÍ.

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published.