Pasa en Venezuela

Servicios funerarios son costeados gracias a las remesas

0

De acuerdo con datos del director principal de la Asociación Profesional de la Industria Funerario del estado Táchira, Romel Cañas, siete de cada diez servicios funerarios son pagados gracias a las divisas enviadas por familiares que se encuentran en el exterior.

Reportes desde esta entidad investigados por La Nación, señalan que los costos para darle santa sepultura a un ser querido rondan entre los 50 y 80 millones de bolívares, un monto impagable para quien devengue un salario mínimo en Venezuela.

El alto costo depende del material usado para la elaboración de la urna, las más económicas son las de lámina MDF, que se encuentran entre 18 y 20 millones. Pero si son de láminas de metal, el precio se eleva desde 50 hasta 55 millones, el modelo más sencillo.

El efecto hiperinflacionario no escapa del sector, pues encargados de establecimientos que ofrecen este tipo de servicios aseguran que desde hace dos años que no se mantiene el mismo precio entre un pedido y el siguiente. Agregan que cada vez es más frecuente que los clientes soliciten pagar en pesos.

Pero además de la urna, otro aspecto que deben tener en cuenta los familiares dentro del presupuesto es el espacio que ocupará en el cementerio. En el Municipal, ubicado en la región tachirense, el trabajo tipo tanque se encuentra en el millón y medio de bolívares, mientras que la exploración de tierra, sin incluir la limpieza o el desmalezado, se ubica en los seis millones.

Por último, los gastos incluyen el servicio velatorio. Si es en la propia residencia o en una capilla, oscila alrededor de los tres millones de bolívares.

Para reducir costos, el pasado domingo 22 de abril fueron sepultados dos adultos mayores en una misma urna en uno de los cuatro lotes que componen el cuartel Z, conocidos como “reservas del municipio”, que son destinadas para quienes no tienen bóveda propia y poseen escasos recursos económicos.

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published.